Anuncio

Bloquean carretera Acapulco-México por acciones de policías comunitarios

Policías comunitarios afines a la comunidad de Xaltianguis, ubicado en la zona rural de Acapulco, estado mexicano de Guerrero (México) bloquean hoy, la entrada a la comunidad. EFE

Policías comunitarios afines a la comunidad de Xaltianguis, ubicado en la zona rural de Acapulco, estado mexicano de Guerrero (México) bloquean hoy, la entrada a la comunidad. EFE

EFE

Un centenar de habitantes de la comunidad de Xaltianguis, zona rural de Acapulco, estado de Guerrero, bloqueron este martes la carretera Acapulco-México para exigir la liberación de ocho personas, entre ellos cuatro menores, que presuntamente fueron privados de su libertad por policías comunitarios.

Los manifestantes acusaron a policías comunitarios de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG).

Los habitantes comenzaron su bloqueó después de las 13 horas locales ante la falta de respuesta al paradero de sus familiares por lo que colocaron vehículos en la entrada y salida del poblado ubicado sobre la citada carretera.

Las personas que fueron privadas de su libertad son Antonio Mejía López, Carla Virginia Mejía López, Héctor Castañón, Oliveria Secundino y los cuatro menores, por quienes los habitantes advirtieron que si no están a salvo no liberarán la vía.

Rocío López Ozuna detalló que su hijo y su yerno forman parte del grupo de personas desaparecidas y dijo temer por su vida.

Informó que la privación de la libertad ocurrió la noche del lunes en diferentes momentos; en su caso dijo que su hijo fue sacado de su vivienda ubicada en el poblado San Juan del Reparo, mientras que el esposo de su hija de Las Mesas.

El argumento que dieron los policías comunitarios, de acuerdo con la mujer, es que se los llevaban para que declararan contra una persona que los comunitarios detuvieron, sin embargo, no se supo de su paradero desde ese momento.

“Ahora no aparecen, no sé quién los tiene, pero fue la policía comunitaria quien se los llevó", expresó.

Los manifestantes acusaron directamente al llamado comandante de la UPOEG en Xaltianguis, Ernesto Gallardo Grande, pues al llevarse a las personas los comunitarios aseguraron que era orden de este, a quien señalan de delincuente y líder de robo de combustible en esa zona.

De acuerdo con versiones vertidas en el lugar del bloqueo, algunas de las personas privadas de su libertad han logrado escapar de la UPOEG, sin embargo permanecen escondidas entre los pueblos por temor a ser privados de su libertad nuevamente, versión que no se ha confirmado.

Además de ese caso, la UPOEG ha sido señalada de asesinar personas en las zonas en las que operan; un caso destacado ocurrió en Acapulco con el asesinato de seis personas en San Pedro Cacahuatepec en junio de 2017.

Ese grupo también está involucrado en el conflicto que existe en la comunidad de La Concepción, en donde en días pasados se cumplió el aniversario del asesinato de 11 personas, cinco de estas pertenecientes a la Policía Comunitaria de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC).

La escalada de violencia en el estado de Guerrero, en particular en Acapulco, falta de seguridad y la colusión de agentes con bandas criminales dieron paso a grupos de seguridad surgidos de la población como las llamados grupos de autodefensas y polícias comunitarios.


Anuncio