El mexicano De la Torre quiere honrar la tradición futbolística de su familia

EFE

El Always Ready de El Alto es el noveno equipo profesional de Bolivia dirigido por el entrenador mexicano David de la Torre, de 37 años, que se ha propuesto demostrar sus condiciones en la liga boliviana y honrar un apellido de tradición futbolística en su natal México.

En una entrevista con Efe, De la Torre aseguró que este "es el momento" de poder marcar la diferencia y mostrar todas sus condiciones en un campeonato de primera con un equipo de tradición como el "millonario" boliviano.

"Creo que esta es mi oportunidad de poder marcar en liga lo que es David de la Torre", recalcó.

A sus 29 años, el mexicano empezó a acumular experiencia al dirigir en 2011 al extinto Real Mamoré del Beni, en una época que calificó de difícil pues aunque el plantel estaba en la primera división, sus jugadores "no tenían para comer" porque llevaban meses sin cobrar su salario.

De la Torre ocupó después los banquillos del Universitario de Sucre, el Guabirá de Montero, el Real Potosí, el Nacional Potosí y el Petrolero del Chaco, en situaciones complicadas que comparó con sostener un "hierro caliente" pero que, consideró, le dieron una "muy buena base" para afrontar otros desafíos.

Entre sus logros está haber conquistado el ascenso de categoría con el Sport Boys de Warnes en 2013, el Royal Pari de Santa Cruz en 2017, y con el Always Ready ("Siempre dispuesto"), su equipo actual, el año pasado.

"Quise buscar mi destino, mi camino (...) en un lugar muy distinto (a México)", aseguró.

De la Torre afirmó que, aunque no tiene prisa, siente que carga con "una mochila muy grande" por su apellido íntimamente ligado al fútbol y a una tradición familiar en la que destacan sus tíos, los exjugadores y técnicos José Manuel 'Chepo' y Eduardo 'Yayo' de la Torre, que hicieron carrera en México y España, entre otros países.

También aseguró que gran parte de su modelo de trabajo y de sus criterios como director técnico están influidos por el estilo del argentino Ricargo La Volpe, que le dirigió cuando, siendo aún futbolista, militó en el Atlas mexicano.

De la Torre también fue ayudante de campo del argentino.

Para el mexicano, las ganas de regresar a su país están "siempre" en él, pero considera que no lo hará sin antes triunfar en Bolivia.

Consciente de que también "tiene mucho que aprender", no se cierra a la posibilidad de permanecer en el país sudamericano donde sueña, más adelante, dirigir a la selección nacional.

"Primero (quiero) asentarme en lo que es la liga, eso me hace falta", reconoció el joven entrenador, que se mostró orgulloso de dirigir un equipo con historia como el Always Ready.

Se definió como un adiestrador "apasionado", promotor del juego intenso en el que se lucha por la posesión del balón, del "buen trato de pelota" y la ofensiva como propuesta de juego.

El adiestrador mexicano aseguró que esos elementos serán decisivos al momento de ser locales con la Banda Roja en los 4.090 metros de altitud del estadio Municipal de Villa Ingenio de El Alto, que será la sede del plantel para los torneos de la división profesional boliviana.

El Alto es una ciudad vecina de La Paz y es la segunda más poblada de Bolivia con casi un millón de habitantes.

El equipo que dirigirá De la Torre será diferente en su mayoría al que logró el ascenso, ya que únicamente quedan poco más de diez futbolistas del plantel original y se han incorporado jugadores de "jerarquía", señaló.

Parte de ese nuevo grupo está conformado por el portero chileno Raúl Olivares, el defensa paraguayo-boliviano Nelson Cabrera, el delantero uruguayo William Ferreira, que pasó por los Leones Negros de México, y el veterano atacante boliviano Augusto Andaveris, entre otros.

El Always Ready retornó a la primera división de Bolivia después de 27 años, conquistó dos títulos nacionales y participó en la Copa Libertadores de América.

Es el único equipo boliviano que realizó una gira de entrenamiento por Europa para medirse con equipos como el Hamburgo alemán o el Sevilla de español, en la década de 1960.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
62°