Estalla almacén de gasolina clandestino en el estado mexicano de Tabasco

EFE

Villahermosa (México), 9 ene (EFE) .- Un almacén de gasolina clandestino estalló hoy en el suroriental estado mexicano de Tabasco mientras delincuentes descargaban allí una cisterna robada, reportó el personal de Protección Civil estatal.

El siniestro ocurrió a las 9.00 hora local (15.00 GMT) en el pueblo de Lázaro Cárdenas, de unos 1.700 habitantes y situado a 12 kilómetros al norte de la capital del estado, y se logró extinguir el fuego a las 11.00 hora local (17.00 GMT).

El incidente fue reportado por los habitantes al Centro de Seguridad y Comando (C4) y al sistema estatal de Protección Civil, que acudió con los bomberos para evitar que se extendieran las llamas.

Jorge Mier, director general de Protección Civil, informó que en el incidente no hubo muertos ni heridos y que se dio mientras un grupo criminal descargaba una pipa que acababan de robar a tan solo unos kilómetros del lugar de los hechos.

"Estaban descargando una pipa (camión cisterna) de 20.000 litros a 10 contenedores, cada uno de 1.000 litros enterrados en la bodega. Estamos esperando a que se consuma el combustible, ya está fuera de peligro todo. No tenemos reporte de personas lesionadas ni fallecidas", reportó el funcionario.

Elementos del Ejército y de la Policía Federal y estatal resguardan ahora la zona, señalada por autoridades como el principal centro de abasto clandestino de hidrocarburos que colinda con la Terminal de Almacenamiento y Despacho (TAD) de Petróleos Mexicanos (Pemex).

El accidente surge en mitad de una crisis de desabastecimiento de gasolina que se ha ido extendiendo en varios estados del país y en la capital en los últimos días a raíz de las medidas tomadas por la administración del presidente, Andrés Manuel López Obrador, para combatir el robo de combustible que desde hace años sufre la nación.

Para evitar la sustracción ilegal, el Gobierno ha optado por cambiar el modelo de suministro, lo que ha provocado que haya escasez de gasolina en varios estados del país, desatando el caos en las regiones más afectadas.

En su conferencia de prensa del martes, López Obrador indicó que se han robado 8.540 pipas menos desde que se inició el plan contra los huachicoleros (personas que se dedican a la actividad ilegal de robo y venta de combustible).

Esa cantidad de pipas equivale a un ahorro de 2.500 millones de pesos (unos 130 dólares), aseguró el líder izquierdista.

Mientras continúa el desabastecimiento, el Gobierno ha pedido paciencia, comprensión y colaboración a los consumidores, aconsejando no hacer compras de pánico para evitar las largas colas que se ven tanto en una decena de estados como en la capital del país.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
71°