Abu Dhabi pone a la venta el histórico edificio Chrysler en Nueva York

EFE

Los propietarios del histórico rascacielos Chrysler, cuyo capital pertenece casi en su totalidad a un fondo dependiente del Gobierno de Abu Dhabi, han decidido contratar a la firma CBRE para poner en el mercado el edificio de oficinas neoyorquino.

De acuerdo con el Wall Street Journal, que cita a fuentes del grupo inmobiliario, los actuales dueños del icónico bloque quieren deshacerse de su propiedad por los elevados costes de mantenimiento, así como por la competencia de otros rascacielos nuevos y con mayores comodidades.

El Chrysler es propiedad al 90 % del fondo Mubadala, un grupo inversor de Abu Dhabi, desde 2008 y, en palabras de uno de sus representantes, "es un edificio icónico con un valor reputacional tremendo para el comprador adecuado".

Así, Mubadala a través de CBRE busca atraer a inversores internacionales para ofrecerles la oportunidad de poseer una porción del "skyline" de Manhattan y una parte de la historia de Nueva York.

Sin embargo, según diversos expertos inmobiliarios, el fondo emiratí tendría problemas para recuperar la inversión que realizó hace más de 10 años, cuando pagó 800 millones de dólares por el edificio.

Todo ello sin tener en cuenta los costes de mantenimiento de un rascacielos de los años 30 y las inversiones que tanto Mubadala como el propietario del otro 10 %, el grupo estadounidense Tishman Speyer, han realizado.

"Cuando las cosas se rompen, lleva mucho más tiempo arreglarlas porque solo hay un tipo en el mundo que tiene las herramientas para arreglar algo de la década de los 20 y de los 40", aseguró al rotativo la vicepresidenta de la firma de compraventa inmobiliaria Compass, Adelaide Polsinelli.

Además, los terrenos sobre los que está construido el edificio son propiedad de la escuela Cooper Union, que en 2018 cobró una renta de 32,5 millones de dólares, que en 2028 alcanzará la cifra de 41 millones.

El Chrysler fue diseñado por el arquitecto William Van Alen y construido entre 1928 y 1930 para ser durante un breve espacio de tiempo -hasta que estuvo finalizado el Empire State en 1931- el edificio más alto del mundo.

Copyright © 2019, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
54°