Anuncio

Inflación cae al 4,83 % en México, aún lejos de objetivo del banco central

La inflación en México cerró 2017 en 6,77 %, su nivel más elevado desde 2000 motivado por el alza en el precio de los combustibles. EFE

La inflación en México cerró 2017 en 6,77 %, su nivel más elevado desde 2000 motivado por el alza en el precio de los combustibles. EFE

EFE

La inflación en México varió casi dos puntos porcentuales al pasar de un 6,77 % en 2017 a un 4,83 % al cierre de 2018, aunque el tipo de cambio está todavía lejos del objetivo del Banco de México.

“El tipo de cambio, y la volatilidad inherente a productos como los energéticos o los bienes agropecuarios son riesgos latentes a seguir”, dijo hoy a Efe el gerente de Análisis Económico del Banco Ve Por Más, Alejandro Saldaña.

Según informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la tasa de inflación anual quedó en 4,83 % al registrar el índice de precios al consumidor (IPC) un aumento del 0,70 % en diciembre respecto al mes anterior.

Las partidas más afectadas por el alza en los precios del consumidor fueron los no subyacentes, que son los más volátiles, como los energéticos, con un alza del 9,10 %, y los agropecuarios, con una subida del 7,06 % anual.

Con estos datos oficiales, se reafirma la caída de la inflación frente al máximo del 2017 del 6,77 %, la más alta en dos décadas, motivada por el aumento en los precios de los combustibles.

Un dato que contrastó con la inflación del 3,36 % en 2016 y de 2,13 % en 2015, la más baja de los últimos años.

La subida del 2017 se debió al llamado “gasolinazo” de enero de ese año, cuando la anterior administración de Enrique Peña Nieto subió el precio de los hidrocarburos anticipándose a una liberalización del sector.

Precisamente, estos días México padece el problema del desabastecimiento de combustibles en varios estados del país y en la capital, debido a un cambio en el modelo de suministro de Petróleos Mexicanos (Pemex) para evitar el robo masivo de gasolinas.

Ante esta problemática, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha pedido a las gasolineras con combustible no subir los precios ni aprovecharse de la situación. Y en líneas generales, ha asegurado que este año no se subirá el precio de los hidrocarburos.

A lo largo del pasado año, el repunte en los precios del consumidor del 2017 se fue amortiguando paulatinamente.

No obstante, estos están todavía muy lejos del objetivo del Banco de México del 3 %, más/menos un punto porcentual.

Aunque hace un año se creía que esta meta se lograría para finales del 2018, ahora se estima que hasta el primer semestre del 2020 los precios al consumidor no llegarán al saludable 3 %.

El tipo de cambio, que en las últimas semanas ha situado el peso alrededor de las 20 unidades por dólar, es uno de los principales factores que puede incidir en la inflación.

Sobre todo, recordó Saldaña, por el impacto que genera en las importaciones, especialmente en productos intermedios de la cadena productiva.

No obstante, la apreciación del peso frente al dólar no repercute en los precios hasta dentro de unos tres a seis meses.

“Hay un riesgo latente por toda la volatilidad en el mercado cambiario”, agregó el especialista, que estimó que el tipo de cambio cerrará 2019 en 19,9 pesos por billete verde.

Positivamente, Saldaña consideró que el alza a los tipos de interés, hoy en el 8,25 %, favorecieron la contención de la inflación en 2018.

Pero los analistas advierten que el instituto emisor está al límite y no tiene ya mucho más margen para subidas.

Saldaña estimó que en 2019 Banxico todavía podría subir los tipos de interés, pero reconoce que este ya es una nivel “relativamente elevado y restrictivo para las actividades económicas”.

Según las variables macroeconómicas estimadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) de México, la inflación cerrará este año en el 3,4 %.

En tanto, el PIB subirá modestamente, a un rango de entre el 1,5 % y el 2,5 %.


Anuncio