Anuncio

Miles policías Puerto Rico se ausentan festividades navideñas por disputa laboral

Vista de una patrulla de policía en el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín de San Juan (Puerto Rico). EFE/Archivo

Vista de una patrulla de policía en el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín de San Juan (Puerto Rico). EFE/Archivo

EFE

Más de mil policías en Puerto Rico se ausentaron de sus puestos durante Fin de Año, lo que podría extenderse hasta la festividad de Reyes tras acogerse a licencia por enfermedad, medida en respuesta a desacuerdos laborales.

Así lo aseguró hoy a Efe el presidente del Concilio Nacional de Policías (Conapol), Edwin Robles, sobre la ausencia de sus colegas, mayormente por presunto agotamiento mental y físico de los agentes debido a que anualmente se van sobre 800 policías, dejándole la carga a los oficiales activos.

“Hay una situación de agotamiento mental y físico. La caldera de policías se ha reducido”, indicó Robles, quien dijo que según las estadísticas del Conapol, hay 9.000 policías activos, mientras que la Policía de Puerto Rico asegura que hay 12.000.

Robles mencionó que el pasado lunes -fin de año 2018- al menos en dos cuarteles del área norte de la isla solo había un retén, por lo que tuvieron que movilizar a policías de otros cuarteles para reforzar a sus compañeros.

Robles, a su vez, explicó que los policías tienen derecho a tomarse tres días por licencia de enfermedad sin tener que mostrar un certificado médico a sus supervisores.

Igualmente, otros policías faltan a sus trabajos porque el Gobierno se demora en pagarle sus excesos de días por enfermedad.

Ejemplo de ello ocurrió hace varios días, cuando el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, efectuó el primer desembolso por concepto de la deuda del ajuste salarial a miembros del Negociado de la Policía de 12,7 millones de dólares, que incluyó pagos tanto a personal activo e inactivo y que se remontan al año 2004.

Los policías, de igual manera, están molestos por la Ley 3-2017, conocida como Ley para atender la crisis económica, fiscal y presupuestaria para garantizar el funcionamiento del Gobierno de Puerto Rico.

Dicha ley le disminuye a los policías su pensión de un 75 % de su salario al momento de su retiro a un poco más de un 38 %.

Este recorte, de acuerdo con Robles, le provocaría a los policías solo obtendrían 800 dólares mensuales y sin seguro social, pues estos obreros no lo obtienen, al igual que los maestros.

Ante estos efectos, cientos de policías deciden irse a trabajar en los Estados Unidos “porque tienen mejores beneficios”, aseguró Robles.

Y ante este panorama, Robles afirmó que “no hay entusiasmo” para que los jóvenes se matriculen en la Academia de la Policía.

Y ante la falta de tantos policías, decenas de personas aprovecharon y utilizaron sus armas de fuego para realizar disparos al aire, esto, a pesar de que desde hace varios años se lleva a cabo una campaña y hasta marchas para detener esta práctica que le ha costado la vida a varias personas inocentes.

No obstante, la Policía informó que dos hombres resultaron heridas por disparos al aire durante el festín de Año Nuevo.

Las dos personas fueron identificadas como Michael Mercado Figueroa, de 27 años, y Luis Martínez García, de 50 años.

El primero resultó herido de bala en su codo izquierdo frente a su residencia en la Urbanización Las Lomas de Puerto Nuevo (San Juan) y el segundo en su pierna izquierda, cuando se encontraba en la Carretera 834 del Barrio Ríos del Sector Tomey en Guaynabo, municipio cercano a San Juan.

Robles, por otra parte, criticó al secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP), Héctor Pesquera, por llamar “fotutos” a las organizaciones policiacas.

“Pesquera sí que es un fotuto. Ese está ahí por el dinero. Él no ha hecho nada por los policías”, afirmó Robles sobre el salario que genera Pesquera de casi 250.000 dólares mientras también dirige el Sistema de Emergencias 9-1-1, el Cuerpo de Bomberos y el Negociado de Emergencias Médicas.


Anuncio