Anuncio

Val Oatley, propietaria del ‘Wild Oats XI’, “el final de tres años muy duros”

Los propietarios Sandy Oatley (i) y Val Oatley, la viuda del fallecido Bob Oatley (c), y el patrón de Wild Oats Mark Richards hablan a los medios de comunicación el año pasado tras el polémico final cuando el 'Wild Oats XI' fue penalizado una hora después de un incidente con el 'Comanche' en la salida y se le desposeyó de la victoria y del nuevo récord que había logrado. EFE/Archivo

Los propietarios Sandy Oatley (i) y Val Oatley, la viuda del fallecido Bob Oatley (c), y el patrón de Wild Oats Mark Richards hablan a los medios de comunicación el año pasado tras el polémico final cuando el ‘Wild Oats XI’ fue penalizado una hora después de un incidente con el ‘Comanche’ en la salida y se le desposeyó de la victoria y del nuevo récord que había logrado. EFE/Archivo

EFE

Valerie Oatley, viuda del magnate australiano del vino Bob Oatley, propietario del ‘Wild Oats XI’ (Avena Salvaje), no ha podido ocultar su emoción en la llegada del barco a la meta de Hobart como vencedor de la 74? Rolex Sydney Hobart porque, "éste triunfo ha sido el final de tres años realmente duros”.

No pudo borrar la sonrisa de su rostro ni la de sus hijos, Sandy e Ian, mientras esperaban a que su super maxi amarrara junto a Kings Pier en Hobart. Sandy, su hija ha explicado, “esto es maravilloso. Me puse muy nerviosa siguiendo al barco en el rastreador en las últimas horas, pero ya estoy más tranquila”.

A los tres años a los que se refería Val Oatley fueron realmente difíciles. El barco se retiró en 2015 con la vela mayor rota. En enero de 2016 fallecía Bob Oatley y a finales de ese año el ‘Wild Oats XI’ se volvía a retirar por problemas en e hidráulico de la quilla pivotante.

Luego llegaría el polémico final del año pasado cuando el ‘Wild Oats XI’ fue penalizado una hora después de un incidente con el ‘Comanche’ en la salida y se le desposeyó de la victoria lograda y del nuevo récord que había logrado y que pasó a manos del ‘Comanche’ de Jim Cooney.

El patrón Mark Richards ha brindado la victoria a la memoria de Bob Oatley y poco antes de la llegada ha dado el mando de la embarcación al nieto del magnate Daniel (el hijo de Ian Oatley), en su tercera participación en la Sydney Hobart en el barco de la familia, para que fuera él quien cruzase la línea de meta.

Nunca antes en la historia de la carrera se había visto a cuatro embarcaciones luchando por la supremacía a lo largo de toda la carrera. No se había visto nada igual desde que el ‘Condor de las Bermudas’ de Bob Bell superó al ‘Apolo’ de Jack Rooklyn en la línea de meta por siete segundos en 1982.


Anuncio