Anuncio

La campeona de Europa, primera víctima de las ‘ventanas FIBA’

El presidente de la FIBA, Horacio Muratore. EFE/Archivo

El presidente de la FIBA, Horacio Muratore. EFE/Archivo

EFE

La selección eslovena, campeona del Eurobasket 2017 con figuras como el escolta NBA Luka Doncic , ha sido este 2018 la primera víctima del polémico sistema de ‘ventanas’ clasificatorias de la FIBA para el Mundial de 2019 al quedar eliminada de esa competición y, a la vez, de los Juegos de Tokio 2020.

El controvertido sistema de partidos clasificatorios para el Mundial de China distribuidos durante la temporada con parones competitivos o ‘ventanas’, instituido por la FIBA a partir de noviembre de 2017 sin acuerdo con la NBA estadounidense o la Euroliga europea, ha provocado que gran parte de las selecciones tengan que jugarse el billete para el Mundial y los Juegos sin sus estrellas.

Lograr una mayor exposición del baloncesto con partidos de competición en los que las selecciones jugaran en sus propios países, captar nuevo público para el deporte de la canasta en naciones que no son tradicionalmente entusiastas o generar ingresos para las federaciones al tener una exposición más prolongada en el tiempo eran los objetivos de FIBA con esta innovación.

"Éramos el único deporte de equipo que no tenía actividad de equipos nacionales durante todo el año”, relató el presidente de la FIBA, el argentino Horacio Muratore, durante una entrevista este mes de diciembre a la web oficial de la federación internacional para hacer balance del nuevo sistema de competición .

Lo cierto es que, especialmente en Europa, la idea se ha visto eclipsada por la negativa de la Euroliga a frenar su competición para la disputa de estas ‘ventanas’ y la estupefacción de jugadores que se veían entre la espada y la pared, obligados a elegir entre el club que les paga su nómina y la selección de su país.

“Nos habría encantado que no hubiera existido el problema con la Euroliga. Realmente nos sorprendió. Intentamos trabajar juntos y desde el principio nos dijeron que no”, aseguró Muratore, que recordó que muchos de los clubes que en baloncesto no ceden a sus jugadores para las ventanas sí lo hacen en sus secciones de fútbol para los encuentros de las selecciones nacionales.

El máximo dirigente del baloncesto mundial recordó que la federación internacional ha invertido más de 30 millones de euros en auxiliar a las federaciones en los costes de producción de televisión, oficiales y árbitros, así como en los seguros de los jugadores que compiten con sus selecciones.

La FIBA defiende que pasar el Mundial a un año impar como el 2019 justo antes del siguiente año olímpico (Tokio 2020) va a generar que acudan a China mejores selecciones, ya que las primeras 7 plazas olímpicas se lograrán directamente allí, y las otras cuatro se las jugarán en un preolímpico los siguientes clasificados en el Mundial.

No obstante, todo esto no servirá de consuelo para naciones como Eslovenia, la vigente campeona de Europa en el Eurobasket 2017, que ya está fuera de China 2019 tras haber caído en una exigente singladura que le ha llevado a enfrentarse a España, Montenegro, Letonia, Turquía y Ucrania, con solo tres victorias en diez duelos.

Sin Luka Doncic ( Dallas Mavericks ) ni Goran Dragic (Miami Heat), con solo dos encuentros de Anthony Randolph ( Real Madrid ) y seis de su compañero Kremen Prepelic, la selección centroeuropea ha pasado en poco mas de un año de la gloria en el Viejo Continente a quedar apeada de China 2019 y de los Juegos de Tokio 2020.

Tampoco estará en esas dos citas la selección mexicana, tercera en la última AmeriCup 2017 y decimocuarta de la clasificación mundial de la FIBA, eliminada pese a contar en las ventanas de julio y septiembre con el pívot del Real Madrid Gustavo Ayón.

Entre los que sí lograron el pase están, por Europa, España, Turquía, Lituania, Francia, República Checa, Grecia y Alemania; por América, Estados Unidos, Argentina, Venezuela y Canadá; por África Túnez, Angola y Nigeria; y por Asia, China (anfitrión), Nueva Zelanda, Corea del Sur y Australia.

Todos ellos lo hicieron sin sus jugadores que militan en clubes de la NBA y de la Euroliga, lo que en muchos casos derivó en una selección que podría parecerse poco al equipo que dispute el Mundial 2019.

Por parte de la vigente campeona, Estados Unidos, fueron jugadores de la Liga de Desarrollo norteamericana, como los escoltas Reggie Hearn ( Stockton Kings ), Xavier Munford y Travis Trice (Wisconsin Herd), el base David Stockton (Stockton Kings) o el pívot Jameel Warney (Texas Legends), los que lograron su clasificación.

“Francamente, es un alivio haberlo logrado”, manifestó el seleccionador del ‘Team USA’ para estos clasificatorios, Jeff Van Gundy , después de confirmar el pase al derrotar a Uruguay en diciembre en Montevideo por 70-78. En China 2019 será Gregg Popovich el encargado de liderar a un equipo con nombres más reconocibles.

España, por su parte, tuvo que poner sobre la pista a un grupo de jugadores mayoritariamente de la Liga Endesa española, exceptuando a los equipos más potentes, que juegan en la Euroliga.

Jugadores como el base Quino Colom, actualmente en el Bahcesehir turco, o Jaime Fernández (Unicaja, aunque jugaba en Andorra durante gran parte de las ‘ventanas’) se han revelado como claves en esta selección, que contó puntualmente con refuerzos de lujo como el base Sergio Rodríguez (CSKA Moscú) y el ala-pívot NBA Juancho Hernangómez ( Denver Nuggets ), en la ventana de julio.

Sin embargo, aunque las tres primeras selecciones del ‘ránking FIBA’ estén clasificadas (EE.UU., España y Francia), algunas de las siguientes tienen aún que asegurar su clasificación: Serbia, actual subcampeona necesita una victoria en la siguiente ‘ventana’ de febrero para asegurar su pase, al igual que Brasil.

Entre las que peor lo tienen está Croacia, que necesita dos victorias en el grupo J europeo, acompañadas de tropiezos de Polonia y Hungría. Otras como Letonia y Finlandia también necesitan ganar en la última edición de este novedoso sistema que ha obligado a reinventarse a las selecciones con jugadores NBA y Euroliga.


Anuncio