Anuncio

Oficinas de pasaportes en Puerto Rico trabajan pese a cierre del Gobierno federal

El secretario de Estado de Puerto Rico, Luis Rivera Marín, informó hoy que las Oficinas de Pasaportes del Departamento de Estado trabajan con normalidad durante estos días festivos, y pese al forzado cierre del Gobierno federal por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. EFE/Archivo

El secretario de Estado de Puerto Rico, Luis Rivera Marín, informó hoy que las Oficinas de Pasaportes del Departamento de Estado trabajan con normalidad durante estos días festivos, y pese al forzado cierre del Gobierno federal por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. EFE/Archivo

EFE

El secretario de Estado de Puerto Rico , Luis Rivera Marín, informó hoy que las Oficinas de Pasaportes del Departamento de Estado trabajan con normalidad durante estos días festivos, y pese al forzado cierre del Gobierno federal por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

“Afortunadamente el cierre en el Gobierno federal, no nos ha afectado”, afirmó Rivera Marín en declaraciones escritas.

El funcionario explicó que desde hoy hasta el próximo viernes, las Oficinas de Pasaportes adscritas al Departamento de Estado en Ponce, Arecibo y el centro comercial Plaza Las Américas trabajarán en su horario regular desde las 08.00 a las 16.30.

Mientras, la oficina que ubica en la Casa Alcaldía de Fajardo está en receso decretado por el Municipio.

Rivera Marín agregó que la Oficina de Pasaportes del Departamento de Estado federal en el Centro Gubernamental Minillas en San Juan también está operando de manera regular.

De igual manera, los servicios de Juntas Examinadoras, Certificaciones, Corporaciones, Marcas y Nombres Comerciales se están ofreciendo con normalidad.

El cierre parcial del Gobierno federal alcanzó hoy su quinto día consecutivo, debido a que Trump insiste en que el Congreso debe incluir en su nuevo presupuesto 5.000 millones de dólares para la construcción de muro entre la frontera de los Estados Unidos y México.

No obstante, los demócratas siguen negándose a ceder y, por el momento, solo están dispuestos a destinar 1.300 millones a seguridad fronteriza, aunque con restricciones que impiden la construcción de la barrera.


Anuncio