Anuncio
Share

CorteIDH ordena a Estado mexicano sancionar caso de tortura a mujeres en 2006

CorteIDH ordena a Estado mexicano sancionar caso de tortura a mujeres en 2006

Vista de varios activistas se manifiestan para demandar que las investigaciones sobre las mujeres que presuntamente fueron violadas por agentes federales en el municipio de Atenco (Estado de México) sean entregadas a la Fiscalía de Delitos contra las Mujeres. EFE/Archivo

EFE

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) notificó hoy una sentencia donde responsabiliza al Estado mexicano por las violaciones a derechos humanos contra 11 mujeres por parte de policías en 2006 en el municipio de Atenco.

“Con esta resolución, se confirma desde la más alta instancia judicial del Sistema Interamericano de Derechos Humanos lo que las mujeres sobrevivientes han denunciado durante 12 años y se reivindica su lucha contra la impunidad”, informó el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh) en un boletín.

La sentencia, adoptada el 28 de noviembre pasado, identificó tortura física, psicológica y sexual, así como falta de acceso a la justicia, por los hechos ocurridos en la represión policial desplegada el 3 y 4 de mayo de 2006 en Texcoco y San Salvador Atenco, en el céntrico Estado de México.

“La Corte concluyó que hubo un uso indiscriminado de la fuerza por parte del Estado. En este caso, resultado de una ausencia de regulación adecuada, una falta de capacitación de los agentes y la supervisión y monitoreo ineficiente del operativo”, apuntó la entidad civil.

Anuncio

Por lo tanto, la CorteIDH confirmó que no se investigó, juzgó y sancionó a todas las personas responsables del operativo, tanto a nivel material como intelectual.

“Ante esto, la CorteIDH ordena al Estado realizar una investigación exhaustiva de los hechos que incluya a todas las formas de responsabilidad a nivel federal y estatal, sentando un precedente importante al explicitar que el Estado mexicano tiene el deber de esclarecer la participación de la cadena de mando”, apuntó el boletín.

El alto tribunal reconoció que el operativo policial utilizó la violencia sexual como práctica represiva.

Por ello, ordenó al Estado, entre otras cosas, a implementar medidas de atención a las mujeres y para revertir las condiciones que permiten hasta hoy la comisión de tortura sexual y represión policiaca.

Anuncio

“Como ha sido reconocido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, las sentencias de la CorteIDH son de carácter vinculante para México, por lo que el Estado está obligado a acatar todas las medidas ordenadas”, agregó el texto.

Las 11 mujeres sobrevivientes acudieron al Sistema Interamericano en abril de 2008, al constatar que ni el Estado de México ni la federación investigaban con diligencia lo ocurrido en Atenco.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) resolvió el caso en 2015, dando la razón a las mujeres y exigiendo al Estado esclarecer, sancionar, reparar y garantizar la no repetición de los hechos.

Ante la falta de cumplimiento del Estado, la Comisión elevó el caso a la CorteIDH, y en noviembre de 2017 se celebró la audiencia pública del caso, a la que asistieron las 11 mujeres.

“Con esta sentencia histórica, el Estado tiene la posibilidad de poner fin a la impunidad en el emblemático caso de Atenco”, consideró el Centro Prodh, que firma este comunicado junto al Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL).


Anuncio