Anuncio
Share

Albania exhibe sus templos como nuevo destino turístico en la “Ruta de la Fe”

Albania exhibe sus templos como nuevo destino turístico en la “Ruta de la Fe”

Fotografía del interior de la iglesia de Santa María de la aldea Labova e Kryqit (Albania). EFE

EFE

Las centenares de iglesias y mezquitas que quedaron abandonadas a su suerte durante el comunismo en Albania se convierten ahora en el epicentro de la “Ruta de la Fe”, un itinerario turístico con el que el Gobierno quiere recuperar la riqueza cultural de este país.

La mayoría son iglesias de la época bizantina y postbizantina en el sur del país, que atesoran un rico patrimonio artístico creado por los mejores constructores y maestros de frescos, retablos e iconos de sus respectivas épocas.

Actualmente ha terminado la rehabilitación de 19 templos y otros 15 -9 iglesias y 6 mezquitas- están en obras, del total de 235 que requieren ser remozados según el Ministerio de Cultura y el Instituto de Monumentos de Cultura.

La conservación de estos lugares sagrados como parte del programa gubernamental “Las rutas de la fe” cuenta con un presupuesto de tres millones de euros y tiene por objeto no solo posibilitar su uso como lugar de culto sino su transformación en destinos turísticos.

Anuncio

En Albania el 60 % de los 2,8 millones de habitantes son musulmanes, y el 17 % cristianos, tanto católicos como ortodoxos.

Para promover esta riqueza cultural se están desarrollando paralelamente otros dos programas: “Las rutas de la memoria” -cárceles, campos de trabajo forzoso, etc. del comunismo- y la rehabilitación de los centros históricos urbanos, explica a Efe, Kozeta Angjeliu, directora del Programa Nacional de Cultura.

Las iglesias -señala Angjeliu- que están situadas en zonas apartadas lejanas están más deterioradas, mientras que las mezquitas están mejor conservadas, ya que son construcciones menos antiguas y se ubican en centros poblados.

Una de las iglesias más antiguas y más dañadas es la de Santa María, cerca del pueblo Peshkepi, fronterizo con Grecia, rodeada de cipreses y construida en el siglo XI sobre una colina que se asoma al valle fértil del río Drinos.

Anuncio

En julio comenzó la restauración de este templo repleto de grietas y sobre cuyo tejado han crecido árboles.

Se trata de una iglesia repleta de frescos que representan la comunión de los Apóstoles, la dormición de la Virgen, el Cristo en el trono o la Virgen con el niño Jesús.

Según los estudiosos, la cátedra episcopal situada en el ábside y la técnica de construcción del tejado a base de ánforas para hacerlo mas ligero hacen que esta iglesia sea particular.

“La iglesia tiene muchas fases de construcción igual que sus pinturas. La que estoy restaurando ahora data el año 1510, pero hay otros fragmentos con fechas anteriores”, relata, Edlira Caushi, restauradora y profesora de conservación y herencia cultural.

Con un número siempre en aumento de turistas, que alcanzaron los 6 millones este año, Albania figura en la lista de los 10 mejores destinos mundiales de la editora de libros de viajes “Lonely Planet”.

A pocos kilómetros hacia el sur la recién rehabilitada iglesia ortodoxa de la aldea Labova e Kryqit dedicada a la Virgen María se ha convertido ya en centro de peregrinaje para los amantes del turismo cultural y religioso.

“Este templo divino de valores extraordinarios es el orgullo no sólo de nuestra aldea y zona, sino de toda Albania”, señala Stefan Miha, un maestro jubilado de 82 años.

Miha explica que se trata de una de las 40 primeras iglesias construidas por el emperador Justiniano I el Grande para su mujer Teodora.

Anuncio

El anciano recuerda con dolor el robo de la cruz en 1989, una reliquia enviada por Justiniano que contenía 150 gramos de madera de la Santa Cruz, y el saqueo de 18 iconos de 200 años de antigüedad.

Ambas iglesias permanecieron cerradas durante el régimen comunista, que destruyó muchos santuarios tras prohibir la fe en 1967 y declarar Albania por ley el primer país ateo del mundo.

Las que quedaron fueron convertidos en circo, como la mezquita del Nuevo Bazar en Gjirokastra; en cuarteles militares como el teke bektashi (una orden sufí) de Melan en el Monte Lunxheria, y otros en polideportivos como la Gran Iglesia católica de Shkodra.

Tras las caída del comunismo en 1991 y el retorno de la fe, muchos templos que sobrevivieron a la feroz dictadura comunista fueron saqueados por traficantes de obras de arte y anticuarios.

Mimoza Dhima


Anuncio