Anuncio

La UE respalda el plan de México y Centroamérica para frenar la migración

El embajador de la Unión Europea en México, Klaus Rudischhauser, durante una conferencia de prensa. EFE/Archivo

El embajador de la Unión Europea en México, Klaus Rudischhauser, durante una conferencia de prensa. EFE/Archivo

EFE

La Unión Europea (UE) expresó hoy su interés en participar en el Plan de Desarrollo Integral de Centroamérica y el Gobierno de México, para promover el progreso en la región y frenar la migración, informó la Cancillería mexicana.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) explicó que el canciller, Marcelo Ebrard, se reunió hoy en Ciudad de México con el embajador de la Unión Europea en México, Klaus Rudischhauser, y el director de la Sede Subregional en México de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Hugo Eduardo Beteta.

Rudischhauser señaló, en nombre de la Unión Europea y sus Estados miembros, que “comparten valores con México y mantienen una estrecha y buena relación”, indicó el texto.

Agradeció la presentación ante la UE de los lineamientos del Plan de Desarrollo Integral para Centroamérica, firmado el día 1 de diciembre -día en que Andrés Manuel López Obrador asumió la Presidencia mexicana- por los mandatarios de México, Guatemala, Honduras y El Salvador.

“Añadió que ven con interés este plan, toda vez que busca impulsar el desarrollo social y las oportunidades económicas en la región, a través de proyectos sostenibles, contribuyendo a prevenir las causas que originan los fenómenos migratorios”, apuntó la Cancillería.

De esta manera, el embajador de la UE en México dijo que revisará el programa para identificar “posibles áreas de cooperación y poner a disposición la experiencia y capacidad de la Unión Europea y sus estados miembros”.

Mencionó que seguirán con atención los avances del plan y resaltó que tienen más de 50 años de experiencia en integración regional y desean aportar su experiencia.

El Gobierno del izquierdista Andrés Manuel López Obrador cedió hoy a las presiones y permitirá a Estados Unidos “devolver” extranjeros a México para que esperen en este país durante el trámite de petición de asilo.

Días antes, México y Estados Unidos anunciaron también inversiones multimillonarias en Centroamérica y el sur de México, con el afán de detonar el progreso y disminuir la migración hacia el norte.


Anuncio