Anuncio

Implantan segunda fase sistema manejo información pacientes Medicaid Puerto Rico

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, ofrece una rueda de prensa. EFE/Archivo

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, ofrece una rueda de prensa. EFE/Archivo

EFE

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, anunció hoy que los Centros de Medicare y Medicaid (CMS, en inglés) aprobaron la implementación de la segunda fase del Sistema para el Manejo de Información de Pacientes de Medicaid (MMIS, en inglés) en cumplimiento con las regulaciones federales.

El sistema MMIS es un grupo integrado de procedimientos y operaciones de procesamiento por computadora que automatiza varios procesos que hasta el momento se realizaban de manera manual. Mediante el sistema, se procesa toda la información relacionada a los servicios que reciben los beneficiarios del Programa de Medicaid.

Rosselló añadió que la “segunda fase de implementación aportará a manejar con mayor cuidado los fondos dirigidos a la salud de los beneficiarios de salud, lo cual se traduce en un mejor uso de los fondos y en una fiscalización que es imperativa en tiempos de crisis fiscal como los que vivimos”.

La implementación de esta segunda fase se llevará a cabo con una inversión de 53,3 millones de dólares durante los próximos 18 meses.

Por su parte, el secretario de Salud, Rafael Rodríguez, puntualizó que “este sistema verificará el cumplimiento de los proveedores con otras agencias reguladoras. Una vez completado el proyecto, las aseguradoras solo podrán contratar proveedores para prestar servicios a los beneficiarios de Medicaid que estén registrados y autorizados por el programa”.

El titular de Salud indicó además que este proyecto, aprobado a nivel federal “forma parte de la reforma de salud del gobernador, quien por medio de su política pública ha implementado eficiencia y economías mediante la buena utilización de los fondos destinados al área de la salud y la eficacia en los servicios”.

Entre los objetivos de este sistema y sus mejoras, se destacan mayor rapidez en los procesos; mejorar la eficiencia en los pagos a los proveedores; facilitar el proceso de análisis del estado de salud de los pacientes; así como identificar el fraude y los abusos en la utilización de los programas de salud del Gobierno.


Anuncio