Anuncio

Intentan “blindar” en Nuevo México los derechos al aborto de forma segura

Ciudadanos muestran pancartas en favor de la igualdad del derecho al aborto. EFE/Archivo

Ciudadanos muestran pancartas en favor de la igualdad del derecho al aborto. EFE/Archivo

EFE

Defensores de los derechos reproductivos de las mujeres presentaron hoy en Nuevo México una propuesta de ley para proteger el derecho al aborto y que no prevalezca una antigua legislación estatal que prohíbe a los médicos la interrupción del embarazo.

“Nuevo México es uno de 9 estados que aún tienen leyes vigentes en contra del aborto; como legisladores estamos dispuestos a mantener el aborto como un procedimiento seguro y legal”, dijo durante una conferencia de prensa en la legislatura estatal de Nuevo Mexico Joanne Ferrary, legisladora demócrata, quien brinda soporte a la iniciativa.

La ley antiaborto, aprobada en 1969, prohíbe a los médicos terminar con un embarazo y sólo permite la interrupción del embarazo en caso de que la mujer haya sido violada, de que su salud esté en peligro o de que el feto el feto presente malformación congénita.

La legislación fue aprobada antes de una decisión de la Corte Suprema de los Estados Unidos de 1973 conocida como “Caso Roe vs. Wade”, que reafirmó a nivel federal el derecho de la mujer a tener acceso a tener un aborto de forma segura.

El dictamen “Roe vs Wade”, emitido por el Tribunal Supremo hace 45 años, concluyó que una mujer, junto con un equipo médico, puede optar por abortar en los primeros meses de embarazo sin cortapisas legales, aunque con restricciones si el estado de gestación es más avanzado.

El caso fue presentado en nombre de Norma McCorvey, que utilizó el pseudónimo de “Jane Roe”, y apeló una ley estatal de Texas que permitía el aborto sólo para salvar la vida de la mujer. En aquella ocasión, 30 de los 50 estados del país tenían leyes similares.

La decisión “Roe vs. Wade” prevalece aún sobre leyes en contra del aborto aprobadas a nivel estatal, pero defensores de las mujeres temen que después de que el presidente, Donald Trump, nominara jueces más conservadores como Brett Kavanaugh, pueda ser revocada.

“Debemos eliminar esta cláusula que convierte a los médicos en culpables de una felonía si llevan a cabo un aborto”, dijo la legisladora demócrata.

Susan Morana, proveedora de salud en Nuevo México, expresó en la conferencia de prensa que las mujeres tienen derecho a un cuidado médico adecuado.

Indicó que si “Roe vs Wade” es revocada, las mujeres en Nuevo México se verían forzadas a buscar formas más peligrosas para tener un aborto, y las consecuencias se podrán ver en las salas de emergencia de los hospitales.


Anuncio