Anuncio
Share

El líder del fútbol de Perú denuncia presión de la Fiscalía para implicar a políticos

El líder del fútbol de Perú denuncia presión de la Fiscalía para implicar a políticos

En la imagen, el presidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), Edwin Oviedo (c). EFE/Archivo

EFE

El presidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), Edwin Oviedo, denunció hoy a través de una carta a la opinión pública que la Fiscalía viene “presionándolo” para que involucre “a congresistas, jueces, fiscales supremos y políticos” en el caso por el que se encuentra detenido de manera preliminar.

“El sábado 8 de diciembre, en la diligencia de deslacrado aproximadamente 11:30 a.m., se apareció la fiscal Sandra Castro (quien lo investiga) y me pidió conversar a solas y me hizo la propuesta de ser colaborador a cambio de involucrar a los personajes indicados. Me dijo que piense en mi familia, en mis hijos y así no iría a prisión”, escribió el dirigente.

Oviedo cumple la orden de detención preliminar por 15 días en Lima tras haber sido acusado de la presunta comisión de los delitos de organización criminal, cohecho y tráfico de influencias por sus supuestos vínculos con una red de corrupción judicial conocida como “Los cuellos blancos del puerto”.

El presidente de la FPF señaló también que la fiscal Castro apareció una segunda vez en el deslacrado a su oficina en la FPF el 10 de diciembre, y horas más tarde le pidió “conversar a solas” para insistirle “nuevamente” en que se acoja a la colaboración eficaz.

Anuncio

“Dijo que mis abogados, por ser un estudio grande no les convenía aceptar la colaboración y que mejor buscara un abogado que negocie mi colaboración y así ya no me llevarían a Chiclayo, sino a una casa de seguridad”, agregó el dirigente.

Finalmente, según señaló en el manuscrito, el 12 de diciembre fue trasladado de su celda para brindar su declaración ante las fiscales Sandra Castro y Rocío Sánchez, donde les respondió que “no accedería a ser colaborador eficaz” porque tal figura implicaba para él aceptar una “responsabilidad” que dijo no tener.

Oviedo calificó también lo relatado como “hechos arbitrarios” y como una “presión psicológica” para que acepte los cargos en su contra.

Además de la investigación por el caso “Los cuellos blanco del puerto”, Oviedo es investigado por la presunta comisión de los delitos de asociación ilícita en agravio del Estado y homicidio calificado de los dirigentes sindicales Manuel Rimarachín y Percy Farro, en la norteña región de Lambayeque, por el que el viernes pasado un juez le dictó 18 meses de prisión preventiva.

Anuncio

Precisamente la presunta comisión de tráfico de influencias por el que es investigado Oviedo tenía como fin obtener favores judiciales en estas investigaciones.

La Fiscalía anunció el lunes pasado que una vez terminen los 15 días de detención preliminar contra Oviedo, la fiscal Rocío Sánchez pedirá también prisión preventiva por 36 meses.

Oviedo ha negado en numerosas oportunidades sus vínculos con “Los cuellos blancos del puerto”, así como con “Los wachiturros de Tumán”, quienes habrían asesinado a los dirigentes sindicales.

Durante la gestión de Oviedo al frente de la FPF, que comenzó en 2015, Perú clasificó a una cita mundialista después de 36 años, en Rusia 2018, y ahora ha sido reemplazado de manera interina por su vicepresidente, Agustín Lozano.


Anuncio