Anuncio

Congreso aprueba 867.000 millones para ayudar a industria agrícola

El iraquí Hussein Al Hamka, que llegó en 2009 a Estados Unidos como refugiado y hace cuatro años se dedica a la agricultura en Phoenix, Arizona (EE.UU.) EFE/Archivo

El iraquí Hussein Al Hamka, que llegó en 2009 a Estados Unidos como refugiado y hace cuatro años se dedica a la agricultura en Phoenix, Arizona (EE.UU.) EFE/Archivo

EFE

La Cámara de Representantes aprobó hoy una ley que proporcionará 867.000 millones de dólares para ayudar a la industria agrícola del país, una medida que debe ser ratificada ahora por el presidente, Donald Trump.

Los miembros de la Cámara Baja dieron luz verde a la legislación tras una votación de 369-47, después de que el Senado hiciera lo mismo ayer (87-13).

Además de ampliar los subsidios agrícolas, la ley legaliza la producción de cáñamo y proporciona fondos para programas de agricultores orgánicos, de acuerdo al texto legislativo.

La medida también prohíbe las peleas de gallos en Puerto Rico y otros territorios del país.

Sin embargo, la ley aprobada no incluye una disposición que tenía el objetivo de imponer nuevos requisitos laborales a las personas que reciben cupones para la ayuda de alimentos.

La aprobación final de esta ley llegó después de meses de negociaciones, en las que se pusieron a debate los fondos para cupones de alimentos, oficialmente conocidos como Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP, en inglés).

Pese a no incluir nuevos requisitos laborales para acceder a estas ayudas, la legislación establecerá un sistema de datos interestatales para evitar que múltiples estados emitan beneficios de SNAP a la misma persona.

El aumento de los requisitos laborales hubiese afectado a entre a 5 y 7 millones de beneficiarios actuales de los cupones de alimentos, de los cuales 400.000 hubiesen perdido sus ayudas completamente.

Según el diario The Washington Post, varios legisladores han recibido presión para aprobar el proyecto de ley por parte de sectores de la industria agrícola que han sufrido fuertes caídas en los precios en medio de la actual guerra comercial entre Washington y Pekín.


Anuncio