Anuncio
Share

Santuario en Illinois sueña con una gran basílica en celebración guadalupana

Santuario en Illinois sueña con una gran basílica en celebración guadalupana

La nueva capilla construida en el santuario de Nuestra Señora de Guadalupe en Illinois con el aporte de miles de fieles católicos hispanos celebra hoy el día de la Virgen Morena con el sueño de poder ampliar las instalaciones en honor a la patrona de México con una basílica para 3.000 personas. EFE/Archivo

EFE

La nueva capilla construida en el santuario de Nuestra Señora de Guadalupe en Illinois con el aporte de miles de fieles católicos hispanos celebra hoy el día de la Virgen Morena con el sueño de poder ampliar las instalaciones en honor a la patrona de México con una basílica para 3.000 personas.

Desde la medianoche se suceden las celebraciones a la llamada Patrona de las Américas por primera vez en un ambiente cerrado que protege a sus seguidores del intenso frío invernal.

Aunque las autoridades de la arquidiócesis de Chicago aspiran a convertir la capilla en una basílica en los próximos años, esta iglesia con capacidad para 1.100 personas sentadas fue recibida por el padre Ezequiel Sánchez, rector del santuario, como un primer paso y una muestra del “esfuerzo y coraje” de los fieles.

Demostraron ser “buenos soldados” al movilizarse y recaudar los cinco millones de dólares necesarios para la obra, que demandó diez meses, dijo en la primera misa multitudinaria realizada en la capilla el martes por la noche.

Anuncio

“Cuando me preguntan cómo lo hicimos, les digo que fue tamal por tamal”, expresó sobre esta capilla que comenzó a funcionar en abril pasado.

“Ustedes engordaron, pero tenemos una iglesia nueva”, agregó el sacerdote de origen mexicano, encargado de la administración del santuario ubicado en la ciudad de Des Plaines, a unos 32 kilómetros (19,8 millas) al noroeste de Chicago.

Además de las misas, la fiesta guadalupana celebra la llegada de peregrinaciones desde todo Illinois y estados vecinos del Medio Oeste, además de la presentación de coros y danzas folclóricas que se realizan en carpas con calefacción que ayudan a paliar las inclemencias del tiempo.

Se estima que cada año unos 300.000 fieles y peregrinos acuden al santuario durante los dos días de celebraciones.

Anuncio

“Nada de construye sin fe, nada se levanta sin fe o se renueva sin fe”, dijo Sánchez durante la misa inaugural de los festejos.

“Hoy en día se necesita de gente con coraje para hacer cosas, que se la juegue”, expresó el sacerdote, para quien es un orgullo no haber tenido que pedir ayuda para levantar la capilla San José a corporaciones o la Archidiócesis de Chicago, que tiene unos 2,3 millones de fieles, de los cuales el 40 % es latino.

La meta de los administradores es un proyecto más ambicioso, construir en el futuro una basílica para 3.000 personas, como parte de un desarrollo mayor del santuario.

“Hay fue enfrentar mucha adversidad, pero cuando gente quiere hacer algo y decir yo fui parte de esto, las cosas se hacen”, afirmó Sánchez.

La mayoría de los devotos de la Virgen de Guadalupe son mexicanos, pero también hay coreanos, filipinos, polacos e italianos que llegan al único santuario autorizado por la Arquidiócesis de México para que los fieles paguen sus “mandas” y promesas.

Sánchez atribuye la devoción al “lazo de afecto” que representa la virgen, que une a mucha gente y les provee una identidad religiosa y política en un mundo que “está fragmentado, es a menudo violento e insensible”.

“Necesitamos mucha reconciliación en este mundo, donde apenas creemos en el amor”, dijo en la homilía de arranque de la conmemoración de los 487 años de las apariciones de la Virgen de Guadalupe al indígena Juan Diego.

Este año se reforzó la vigilancia en el santuario debido a los ataques recientes registrados en centros religiosos, como el acontecido este martes de la Catedral Metropolitana de Campinas (Brasil), donde cuatro personas murieron en un tiroteo perpetrado por un hombre que posteriormente se suicidó.

Anuncio

El jefe de policía de Des Plaines, William Kushner, declaró a medios locales que no se recibieron amenazas, pero se tomaron medidas por precaución.

El santuario de Des Plaines, que exhibe desde 1995 una réplica de la virgen donada por la Basílica de Guadalupe de México, es llamado además Cerrito de Tepeyac, por el lugar donde se registró la primera aparición el 12 de diciembre de 1531 en México.


Anuncio