Anuncio
Share

Campaña busca reparar los efectos del muro de Trump en una reserva de Texas

Campaña busca reparar los efectos del muro de Trump en una reserva de Texas

Fotografía que muestra un fragmento de un muro de acero construido en la localidad de Sunland Park, en Nuevo México (México). EFE/Archivo

EFE

El Centro Nacional de Mariposas, situado en la ciudad de Mission (Texas), anunció hoy el lanzamiento de una campaña digital para recaudar fondos con el objetivo de “reparar los daños” que puede provocar la construcción del muro de hormigón en la frontera con México.

En base a los planes del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, en inglés) y la Administración del presidente, Donald Trump, la decisión de levantar una barrera de hormigón afectará al estado de la estrella solitaria en aproximadamente 27 kilómetros.

El trazado del muro, según los responsables de la reserva natural, atraviesa un 70 % del hábitat de las mariposas en el lado de la pared que mira hacia México.

Así pues, el Centro Nacional de Mariposas ha fijado un objetivo de 100.000 dólares para prevenir los posibles daños que las labores construcción puedan ocasionar.

Anuncio

Por el momento, en las primeras veinticuatro horas de campaña, han recaudado 2.432 dólares, con 54 voluntarios, a través de la plataforma “GoFundMe”.

El presidente de la Asociación Norteamericana de Mariposas (NABA, en inglés), Jeffrey Glassberg, reconoció en declaraciones al diario San Antonio Express-News que a día de hoy “se desconocen los daños reales” ocasionados por el muro.

En el peor de los casos, consideran que “la destrucción de gran parte del hábitat” es una amenaza importante para la supervivencia de la reserva; y que siendo optimistas el lugar podría afrontar “una fuerte disminución de visitantes” derivada de las molestias y los ruidos de las obras.

En octubre, una coalición de organizaciones ecologistas presentó una demanda en Texas, que fue denegada, contra el DHS precisamente alegando que los planes del Gobierno para construir la barrera de hormigón puede amenazar la vida silvestre de la región.

Anuncio

Esta reserva es un proyecto que surgió en 2004 a cargo de la NABA y tiene una extensión de 40 hectáreas, donde viven alrededor de 240 especies de mariposas. El lugar dispone también de un jardín botánico con una amplia variedad de plantas y otros insectos.


Anuncio