Anuncio
Share

Denver ayudará a miles de residentes a acceder a beneficios sociales

Denver ayudará a miles de residentes a acceder a beneficios sociales

Las autoridades de Denver (Colorado) anunciaron hoy una iniciativa que permitirá a decenas de miles de residentes locales acceder a programas federales de asistencia social para los que son elegibles, pero que, por temor o información equivocada, no han solicitado. EFE/Archivo

EFE

Las autoridades de Denver (Colorado) anunciaron hoy una iniciativa que permitirá a decenas de miles de residentes locales acceder a programas federales de asistencia social para los que son elegibles, pero que, por temor o información equivocada, no han solicitado.

El proyecto, impulsado por Hunger Free Colorado (Colorado Sin Hambre), surgió al detectarse que durante los últimos dos años más de la tercera parte (36 %) de las personas de bajos ingresos en Denver no accedieron al Programa de Ayuda Suplementaria de Nutrición (SNAP, o “estampillas de comida”), aunque califican para recibir esa ayuda.

Específicamente, unas 20.000 personas carenciadas podrían recibir ayuda con comida, pero no lo hacen, por lo que 16 millones de dólares anuales en fondos federales para Denver quedan sin usarse, con una pérdida estimada en 28 millones de dólares al año para la economía local.

Pero, más allá de la pérdida económica, el mayor impacto negativo de no solicitar esa ayuda es el impacto en la vida de las personas que se beneficiarían con SNAP, según Ellie Agar, directora de comunicaciones de Colorado Sin Hambre.

Anuncio

“Un número cada vez mayor de estudios nacionales indica que acceder a SNAP permite reducir el costo de cuidados médicos, fomenta la estabilidad laboral y económica, ayuda a los adultos mayores a vivir independientemente, y aumenta las actividades económicas locales”, dijo Agar a Efe.

“Además, como es sabido, comer comidas nutritivas eleva el desempeño académico en las escuelas y reduce la posibilidad de enfermedades crónicas, incluyendo obesidad, diabetes y enfermedades del corazón”, agregó.

A partir de febrero de 2017, Denver aprobó una serie de medidas para ayudar a inmigrantes y familias con bajos recursos, incluyendo la implementación del Fondo de Ayuda Legal para ofrecer servicios gratuitos de abogados a ciertos indocumentados, en asociación con el Instituto Vera y con la Red de Ciudades Seguras y Equitativas para Todos (SAFE Cities, en inglés).

Para el nuevo proyecto, Denver se asoció con otras dos organizaciones nacionales, el Centro de Investigaciones y Acción de Alimentos (FRAC), dedicado a reducir el hambre causado por pobreza, y The Food Trust, que fomenta la colaboración comunitaria para llevar alimentos nutritivos a sectores carenciados.

Anuncio

“Ningún niño, anciano, familia o individuo debería pasar hambre en Denver, especialmente cuando tenemos recursos específicamente para ayudar a aquellos que lo necesitan. Pero no usamos esos recursos”, dijo el alcalde de la ciudad, Michael B. Hancock.

A nivel nacional, según FRAC, 41 millones de personas reciben SNAP, incluyendo 4,1 millones de adultos mayores y 1,2 millones de niños. Y según The Food Trust, una de cada cinco personas que podría acceder a estampillas de comida no lo hace, con porcentajes cercanos al 50 % entre ancianos.


Anuncio