Simpatizantes de Boca y River viajan para llegar a la final de Madrid

EFE

Simpatizantes de River Plate y Boca Juniors montaron esta tarde los últimos dos aviones desde el aeropuerto de Ezeiza, en Buenos Aires, para llegar con lo justo a la segunda final de la Copa Libertadores, que se disputará este domingo en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid.

A contrarreloj, y con dos frecuencias que sumó Aerolíneas Argentinas por este evento extraordinario, los hinchas de los dos equipos más importantes de Argentina partieron hacia la capital española y tienen previsto el retorno el lunes temprano luego del encuentro que definirá el campeón.

Tal es el caso de Benjamín Pereyra, que abordó el primer avión con simpatizantes 'millonarios' que partió de Buenos Aires pasado el mediodía.

"Estoy muy ansioso por ganarle a Boca esta final y vamos a copar Madrid. Se nos hizo fácil conseguir el pasaje de avión y la entrada porque lo hicimos con anticipación. Por River vale la pena todo este esfuerzo", enfatizó Benjamín, que partió hacia Madrid con cuatro amigos.

Por su parte, Nicolás Pérez, que debió esperar tres horas más para la partida del vuelo con simpatizantes de Boca, expresó: "Estoy muy ansioso por llegar a Madrid y ver el partido. Siempre lo sigo a Boca y vale la pena este esfuerzo. No se arriesga un resultado por cábala, pero vamos con fe. Es una vergüenza que se juegue en Madrid".

Hernán Blanco, del barrio bonaerense de Villa Lusuriaga, también relató sus sensaciones de tener que ir a la capital española para ver esta final. "Este viaje es raro, quedé muy desilusionado con lo que pasó el fin de semana pasado porque estoy en contra de la violencia. Merece todo River, luego de pasar lo peor que puede vivir un hincha, que es ver a su equipo bajar de categoría".

En 2011, River cayó a la segunda división por primera vez en su historia, pero tras ganar el torneo ascendió al año siguiente y poco después vivió una historia de triunfos al proclamarse campeón del torneo de Primera División y consecutivamente de las copas Sudamericana y Libertadores entre 2014 y 2015.

Por último, Ignacio Magnífico, en su espera para tomar el vuelo de Boca, contó sus sentimientos: "Estoy muy tranquilo porque es un viaje largo. Esta experiencia no se puede explicar porque no es racional. Tuvimos esta oportunidad de Madrid y hay que aprovecharla".

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
51°