La RFEF y Conmebol, unidos por la paz y el encuentro de los pueblos

EFE

El presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, y el de la Federación Española, Luis Rubiales, plantaron en la Ciudad del Fútbol madrileña un olivo que quedará como símbolo de paz a través del fútbol, de la mano de la Fundación Scholas, creada y promovida por el papa Francisco.

El olivo, plantado junto al Campo A de la sede federativa, tiene la misma edad que la competición que visita España, la Copa Libertadores (nacida en 1960) y es el símbolo de encuentro que ha propiciado la celebración del partido de vuelta de la gran final del torneo continental americano entre River Plate y Boca Juniors en el estadio Santiago Bernabeu.

El presidente de la RFEF ha agradecido a Conmebol que haya traído la final de la Copa Libertadores a España, "un pueblo -dijo- que sabe acoger a quienes nos visitan. Este árbol quedará por siempre como símbolo de la paz en el fútbol".

Por su parte, Domínguez ha destacado la oportunidad de celebrar el choque entre River y Boca en otro continente, "un partido que quedará para la historia".

En el acto estuvieron presentes Marta Simoncelli, directora de Scholas en España; los representantes del fútbol argentino y sudamericano, así como el presidente del COE, Alejandro Blanco, el director general de Deportes de la Comunidad de Madrid, Javier Orcaray, el embajador de Argentina en España, Federico Ramón Puerta, el delegado de Gobierno en Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes y la subdelegada, María Paz García Vera.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
52°