El presidente interino de Federación Peruana ratifica su apoyo al trabajo de Gareca

EFE

El presidente interino de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), Agustín Lozano, asumió hoy ese cargo y, de inmediato, ratificó su apoyo al equipo técnico de la selección nacional, que dirige el entrenador argentino Ricardo Gareca.

"Pudimos hablar con el profesor Ricardo Gareca para brindarle todo nuestro apoyo, que tuvo, tiene y siempre tendrá", remarcó Lozano en una rueda de prensa en la que también dijo que el director deportivo de la FPF, Juan Carlos Oblitas, es "vital" para el organismo.

Lozano asumió interinamente la presidencia del organismo después de que su titular, Edwin Oviedo, fuera arrestado este jueves mientras es investigado por presunta corrupción y los asesinatos de dos sindicalistas de una de sus empresas.

"La Federación Peruana de Fútbol garantiza la continuidad institucional, respaldando todos los procesos deportivos, a los comandos técnicos y respetando todos los compromisos asumidos dentro del marco de su Estatuto y la normatividad FIFA y Conmebol", señaló, al respecto, una publicación de la FPF.

Lozano agregó, a su turno, que buscará "continuar con la marcha y los proyectos que regalaron a todo el pueblo esta alegría" de asistir a un Mundial de fútbol después de 36 años, en Rusia 2018.

"El trabajo debe continuar con la misma seriedad y responsabilidad. El trabajo debe continuar para hacer una Federación mucho más fuerte", sostuvo.

El dirigente dijo que "todas las instituciones tienen momentos malos" y que ante la situación que afronta Oviedo le toca "asumir la responsabilidad de regir temporalmente los destinos de la FPF".

"Seguiremos trabajando en la línea del profesionalismo y continuaremos los proyectos en menores, mayores, la construcción de la Videna (Villa Deportiva Nacional) y los torneos que vienen en 2019", indicó.

Lozano ya estuvo en el comité directivo de la FPF cuando era presidida por Manuel Burga, implicado en el escándalo de corrupción de la FIFA, aunque después la Justicia estadounidense lo declaró no culpable en el caso de la venta de los derechos televisivos de torneos internacionales.

El presidente interino ha sido dos veces alcalde del distrito de Chongoyape, en la región norteña de Lambayeque, y durante más de una década dirigió la Liga Departamental de esa región.

Oviedo fue detenido este jueves por su presunta vinculación con una gran red de corrupción judicial, mientras que hoy un tribunal de la región norteña de Chiclayo ordenó 18 meses de prisión preventiva contra él mientras es investigado por los asesinatos de dos sindicalistas.

Los asesinatos de los sindicalistas de la azucarera Tumán, propiedad del Grupo Oviedo, ocurrieron en 2012 y 2015 a manos de sicarios, el primero cuando Oviedo era presidente del club Juan Áurich de Chiclayo y el segundo cuando ya ejercía como presidente de la Federación Peruana.

Bajo su mando, el Áurich ganó en 2011 el primer título nacional de su historia, con el colombiano Diego Umaña en el banquillo, y al frente de la FPF logró la histórica clasificación mundialista, con Ricardo Gareca como seleccionador.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
68°