La CIDH se ofrece a ayudar a los Gobiernos en búsqueda de desaparecidos

EFE

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se ofreció hoy a ayudar a los Gobiernos del continente americano en la búsqueda de las personas desaparecidas como consecuencia del crimen organizado, de conflictos armados y de fenómenos migratorios.

El secretario ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrão, dijo hoy que el organismo está valorando la posibilidad de formar un grupo de expertos para asesorar a la Comisión y luego ayudar a los Estados para que puedan encontrar sus propias "soluciones" a un problema que se extiende por todo el continente.

Abrão, además, apuntó que no hay "un modelo único" y que es importante encontrar una solución personalizada para cada país.

"Esa contribución puede ser muy efectiva para temas del pasado, pero también para violaciones masivas del presente como puede ser el rescate de los cuerpos de las personas migrantes en la frontera entre EE.UU. y México", apuntó el responsable de la CIDH, durante una audiencia en el marco del 170 periodo de sesiones del organismo.

Durante la sesión, la salvadoreña Leonor Arteaga, de la Fundación para el Debido Proceso, lamentó que América Latina haya sido "escenario de desaparición forzada en las últimas décadas tanto por violencia política como estatal", pero consideró que al mismo tiempo la región es "pionera" a la hora de dar soluciones.

En América Latina, se han creado grupos de antropología forense líderes en el mundo, como el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), así como la instauración de comisiones de la verdad y el desarrollo de técnicas especializadas para la identificación de desaparecidos, detalló Arteaga.

Pese a los avances, los representantes de la sociedad civil hicieron una serie de propuestas, como la creación de un banco de perfiles genéticos para ayudar a identificar a los desaparecidos.

La profesora Cath Collins, del Observatorio Justicia Transicional Chile, apuntó que los organismos interamericanos, incluida la CIDH, pueden actuar como "articuladores" para el "intercambio de experiencias prácticas" entre autoridades estatales y familias que buscan a sus parientes.

Incluso, consideró Collins, la Comisión podría actuar como una especie de "banco" donde guardar los registros genéticos de las personas desaparecidas en el continente.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
60°