A las puertas del 5G, el ancho de banda aún no alcanza al EEUU rural

EFE

La industria de internet ya ha adelantado que 2019 será el año de la implantación de la red 5G, todavía más rápida que la actual, pero por lo menos 25 millones de personas en el país siguen sin tener acceso ni tan siquiera a la banda ancha, especialmente en las zonas rurales.

Según datos de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), el 76 % de las personas que no tienen acceso a la red viven en pequeños pueblos o en medio del campo, aunque según contaron a Efe fuentes de Microsoft que están investigando en este terreno, la cifra en términos absolutos podría ser aún superior a los 25 millones.

"Tenemos muchas razones para dudar de las cifras oficiales, ya que en ocasiones hemos hallado casos de condados en los que oficialmente hay banda ancha, pero luego analizas los datos y ves que nadie la está usando o tan sólo una empresa, lo que pone en cuestión que la red esté realmente disponible", apuntaron desde la compañía.

A efectos prácticos, no disponer de banda ancha significa prácticamente permanecer desconectado de internet, ya que las velocidades sustancialmente lentas dificultan o directamente impiden llevar a cabo tareas tan sencillas como la consulta del correo electrónico o el acceso a servicios de música digital.

"Sin una conexión de banda ancha, estas comunidades no pueden empezar negocios modernos, tener acceso a la telemedicina, tomar una clase online o transformar su granja digitalmente", indicó el presidente de Microsoft, Brad Smith.

La compañía con sede en Redmond, en el estado de Washington, se ha asociado con varias empresas proveedoras de internet a lo largo y ancho de la nación para hacer llegar la banda ancha a estas zonas, algo que, según aseguraron este martes, ya han logrado en el caso de un millón de personas en el último año y medio.

"Dado el éxito inicial, hemos decidido aumentar nuestro objetivo, de manera que ahora queremos haber llevado internet de alta velocidad a 3 millones de personas en total para julio de 2022, incluyendo entre otros los estados de California, Indiana, Oklahoma y Virginia Occidental", explicó.

Según datos de la Oficina de Estadística de Empleo, existe una fuerte correlación entre la falta de acceso a internet de banda ancha y el desempleo, siendo aquellos condados en los que esta tecnología no está disponible, aquellos con un mayor porcentaje de gente sin trabajo de todo el país.

A diferencia de los planes tradicionales para hacer llegar la red a las zonas rurales, que normalmente son impulsados por los Gobiernos estatales o federal y se basan en la instalación de sistemas de fibra óptica, la estrategia de Microsoft pasa por aprovechar señales no usadas de televisión.

La llamada banda blanca son aquellas zonas en el espacio radioeléctrico que están vacías y que por tanto pueden ser usadas para enviar señal de internet de banda ancha sin la necesidad de cables ni de grandes instalaciones.

Históricamente, la adopción de nuevas tecnologías en zonas rurales siempre ha sido mucho más rápida cuando se ha tratado de comunicaciones inalámbricas como la radio, la televisión en color o los teléfonos móviles que cuando se ha requerido hacer llegar cableado como en el caso de la electricidad, el teléfono convencional o la televisión por cable.

La idea es permitir que toda la población en EE.UU., también la que vive en zonas rurales, pueda aprovechar las ventajas del internet de gran velocidad, que el año que viene subirá un nuevo peldaño con la red 5G, diseñada para facilitar la implementación del "internet de las cosas" en casi todos los objetos cotidianos, como automóviles y artículos sanitarios.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
71°