La ONU espera que las partes del conflicto en Yemen se reúnan esta semana

EFE

La ONU dijo hoy que espera que el Gobierno yemení y los rebeldes hutíes puedan reunirse "esta semana" en Suecia para discutir la paz, pero evitó poner una fecha concreta a ese encuentro.

"Tenemos confianza en que las dos partes se reunirán esta semana en Suecia", señaló a los periodistas el portavoz Farhan Haq, que confirmó además que el enviado de Naciones Unidas para el conflicto, Martin Griffiths, llegará este martes a Estocolmo.

Según una fuente de la organización, Griffiths viaja a bordo del mismo avión que una delegación de los rebeldes que partió hoy de Saná para participar en la ronda de contactos de paz con el Gobierno.

Haq aseguró que "las cosas se están moviendo", pero dijo que por ahora la ONU no puede hacer anuncios más concretos sobre las posibles conversaciones de paz.

Una de las condiciones para que los rebeldes participaran en las conversaciones de Suecia era la evacuación de un grupo de heridos desde Yemen.

Esa exigencia se cumplió ayer después de que la coalición árabe liderada por Arabia Saudí, que controla el espacio aéreo yemení, facilitara la evacuación a petición de Griffiths "por razones humanitarias y para construir confianza entre las partes yemeníes de cara a las conversaciones de paz de Suecia", anunció el portavoz de la coalición, el coronel Turki al Malki.

La última vez que viajó una delegación hutí para una ronda de paz fue en verano de 2016, cuando tuvieron lugar las últimas y fracasadas consultas en Kuwait.

Tras el final de la ronda, los rebeldes quedaron inmovilizados durante tres meses en Omán a causa del bloqueo aéreo de la coalición árabe.

Desde entonces, los rebeldes han pedido, entre otros puntos, que la ONU les ofreciera las suficientes garantías para que no ocurriera lo mismo, motivo por el cual el enviado de Naciones Unidas ha decidido acompañar a la delegación a Suecia.

El pasado septiembre, la ONU intentó celebrar unas consultas de paz en Ginebra, en las que solo participó el Gobierno yemení, dado que los rebeldes se negaron a viajar por esa falta de garantías.

Tras el fracaso en Ginebra, Griffiths ha realizado numerosas visitas a Saná, tomada por los hutíes desde 2014, y a Adén, ciudad costera y sede del Gobierno provisional de Yemen, para reunirse con los responsables de las partes beligerantes.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
66°