La Presidencia de López Obrador en México será más corta que la de Peña Nieto

EFE

El nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien hoy dio su primera rueda de prensa en el Palacio Nacional, tendrá un mandato dos meses más corto que el de su predecesor, Enrique Peña Nieto, debido a una reforma constitucional de 2014.

Hasta ahora los presidentes mexicanos tomaban posesión del cargo el 1 de diciembre por un mandato de seis años, pero esta reforma adelantará la próxima investidura al 1 de octubre de 2024, acortando dos meses la Presidencia de López Obrador.

El objetivo de esta reforma es reducir la larga transición de poderes que existe en México, dado que hasta la fecha transcurrían cinco meses entre las elecciones presidenciales del primer domingo de julio y la investidura del nuevo mandatario.

El acortamiento de la Presidencia de López Obrador servirá de reajuste para que a partir de 2024 los presidentes vuelvan a tener mandatos de seis años exactos, tomando posesión el 1 de octubre y dejando el cargo el 30 de septiembre.

Cabe la posibilidad de que López Obrador tenga un mandato todavía más corto, puesto que ha prometido que dentro de tres años, a mitad de su Presidencia, convocará un referéndum sobre la revocación de su mandato.

Si en esa consulta de 2021 los mexicanos desaprueban su gestión, López Obrador dejaría el cargo, que sería asumido provisionalmente por el titular de la Secretaría de Gobernación (actualmente Olga Sánchez Cordero) a la espera de que el Congreso designe a un nuevo presidente.

El mandato más corto de la historia moderna de México fue el del presidente Pedro Lascuráin, que ejerció durante 45 minutos como mandatario interino durante el golpe de Estado del militar Victoriano Huerta contra el presidente Francisco I. Madero el 19 de febrero de 1913.

El presidente Benito Juárez, uno de los grandes referentes de López Obrador, falleció por un infarto el 18 de julio de 1872 cuando todavía ocupaba la Presidencia.

Otros presidentes emblemáticos de la historia de México tampoco pudieron terminar sus mandatos porque fueron asesinados, como Venustiano Carranza (1917-1920). Álvaro Obregón, que ya había sido presidente en el periodo 1920-1924, fue asesinado en 1928 como presidente electo después de ganar las elecciones de ese año.

Desde la Presidencia de Lázaro Cárdenas (1934-1940) hasta la de Peña Nieto (2012-2018), todos los mandatarios han completado sus sexenios, tomando posesión el 1 de diciembre y dejando el cargo el 30 de noviembre de seis años después.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
61°