El grupo mexicano Molotov llega a Quito con su crítica social hecha música

EFE

El grupo mexicano Molotov llegó hoy a la capital ecuatoriana para ofrecer su espectáculo "El Desconecte", con el que, más de veinte años después de su constitución, vuelve a subir a los escenarios su crítica social sobre el poder, la pobreza y la migración.

Paco Ayala, bajista del grupo, comentó a Efe que en la gira han incluido varios de sus temas de antaño y dos nuevos: "Muerte", en el que se habla de la importancia de la vida, y "Dreamers", con la que hacen un repaso al doloroso fenómeno de la migración.

Un tema, este último, que no es nuevo en el repertorio de Molotov, que ya en 1997 tituló "Voto latino" una de sus canciones, en la que habla de la diversidad, de las razas y del odio.

La migración "es un problema que no cambia, es la necesidad natural del humano de tener mejores condiciones de vida y no encontrarlas en muchas de las historias", comenta antes de recordar que en México el tema de la migración siempre da titulares.

Y se refirió a la situación de emergencia que vive la caravana migrante que, con más de 6.000 centroamericanos, está apostada en la fronteriza cuidad de Tijuana desde hace tres semanas.

Sobre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dice que "no deja de sorprenderles" su proceder y "el poco respeto que tiene hacia el latino".

"Para él, cualquier persona que no sea de Estados Unidos o de piel blanca, ya es mexicano", sentencia Ayala, que se aferra a la música para denunciar las injusticias.

Ello, dice, porque la música "es un arma letal sin tener que agredir y generar violencia".

Con "MTV Unplugged: El Desconecte", que nació de un programa de televisión, Molotov ha tocado ya en México y Argentina y se presentará en Ecuador entre mañana y el jueves, con conciertos en Quito, Cuenca y Guayaquil.

Además de Ayala, Molotov está integrado por los mexicanos "Micky" Huidrobo e Ismael "Tito" Fuentes, así como por el estadounidense-mexicano Randy Ebrightse, quienes con ocho álbumes publicados celebran sus veinte años de carrera con una versión acústica de varios de temas de su repertorio.

Su banda de rock, nacida en 1995, suele cantar sobre las realidades de México, pero dado que las historias se repiten en otras naciones acaba generando "empatía ideológica".

Enumera, que las "broncas sociales", la injusticia, el hambre, el desempleo y los asaltos son comunes, lo que puede haber influido para que el público les haya "abierto la puerta en bastantes países".

Y apunta que, desde que nacieron como grupo, los problemas sociales no han mejorado en México, donde hay una realidad "todavía más miserable que hace veinte años".

El músico mexicano guarda esperanzas de que las cosas mejoren con la entrada en funciones como presidente del izquierdista Andrés Manuel López Obrador.

En el campo musical, asevera que la banda ha logrado mantener su esencia pese al paso de los años y la llegada de internet, adaptándose a las nuevas tecnologías y entrando en el mundo de las redes sociales, que para él son "más antisociales que nada", pero que, paradójicamente, son las que "acercan a las nuevas generaciones".

Y critica las "contradicciones extrañas" de las redes sociales, como el que haya "pseudo líderes de opinión que (...) quién sabe de dónde aparecieron" y, a la par, gente muy capacitada en la sociedad a la que nadie conoce.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
68°