Las ventas de automóviles alcanzan en noviembre los niveles de 2017

EFE

Contra todo pronóstico, las ventas de automóviles nuevo en Estados Unidos durante el mes de noviembre se mantuvieron en los mismos niveles que las del año pasado, en torno a los 1,37 millones de unidades.

Los analistas habían previsto una bajada de la demanda en noviembre, pero al final los resultados provisionales indican que las ventas del mes fueron sólo un 0,3 % inferiores a las alcanzadas en el mismo periodo de 2017.

Parte de la caída de las ventas en noviembre, la cuarta consecutiva en los cinco últimos meses, es consecuencia de la retirada de los incentivos que los fabricantes ofrecen para la venta de sus vehículos.

En noviembre también continuó la tendencia del consumidor estadounidense de abandonar las berlinas en favor de las camionetas y los todocaminos SUV.

Esa tendencia está obligando que cada vez más fabricantes decidan reducir su producción de berlinas en Estados Unidos y transferir su producción a México o China para mantener sus márgenes de beneficios.

Quien más se está beneficiando de esta tendencia es el grupo Fiat Chrysler (FCA) que el mes pasado consiguió aumentar sus ventas un 17 % y entregar un total de 181.310 vehículos en noviembre.

El aumento de las ventas de FCA se produjo gracias a los buenos resultados de las marcas Jeep, especializada en la producción de todoterrenos y todocaminos SUV, y Ram, que produce camionetas "pickup" y furgonetas.

Las ventas de Jeep alcanzaron la cifra récord de 73.784 vehículos, el séptimo mes consecutivo de números récord para la marca, un 12 % más que hace un año.

Mientras, Ram también vendió en noviembre una cifra récord de vehículos, 57.970, un 44 % más que en el mismo mes de 2017.

El responsable de Ventas de FCA en Estados Unidos, Reid Bigland, afirmó en un comunicado que sus "concesionarios presenciaron un constante tráfico de clientes durante el mes y especialmente durante el fin de semana de Acción de Gracias".

Por detrás de FCA, los otros dos mayores fabricantes de automóviles en Estados Unidos registraron pérdidas.

El Grupo Ford dijo que sus ventas cayeron un 6,9 % en noviembre con la entrega de 196.303 vehículos. Mientras, las ventas del grupo Toyota cayeron un 0,6 % en noviembre, con la venta de 190.423 vehículos.

General Motors (GM) no informó de sus resultados, ya que este año decidió proporcionar sus datos de forma trimestral.

A pesar de que el Grupo Ford registró pérdidas en todos los segmentos, la Serie F de camionetas "pickup" consiguió unas entregas de 72.102 unidades, sólo un 0,9 % menos que hace un año, lo que supone el noveno mes consecutivo que este modelo supera las 70.000 unidades vendidas.

Mark LaNeve, vicepresidente de Ford para Ventas en Estados Unidos, destacó precisamente en un comunicado que esté récord de la Serie F y dijo que es "un consistente rendimiento para un producto de alto volumen y elevado margen sin comparación en el sector".

Por detrás de los tres grandes fabricantes, los resultados también fueron mixtos.

El grupo Honda terminó el mes con una pérdida del 9,5 % de sus ventas con la entrega de 120.534 vehículos. Por su parte, el grupo Nissan perdió un 18,7 % de su demanda con la venta de 110.513 vehículos.

Hyundai experimentó un aumento de las ventas del 0,5 % para alcanzar 57.500 entregas mientras que el otro fabricante surcoreano, Kia, consiguió un aumento del 1,8 % con la venta de 45.101 vehículos.

Entre los fabricantes alemanes también hubo tanto pérdidas como ganancias.

La marca Volkswagen cerró noviembre con una caída de las ventas del 8,3 %, para quedar en 26.789 entregas. Mercedes-Benz perdió un 3,7 % con 32.979 unidades. Y la marca BMW ganó un 1 % con 28.330 ventas.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
54°