Vuelve Diego Urdiales a plaza de México tras su histórico triunfo en Madrid

EFE

Cuarta corrida de la Temporada Grande en la Ciudad de México mañana, domingo, con un cartel compuesto por los toreros Diego Urdiales, Sergio Flores y El Payo, que es, sin duda, uno de los más atractivos del actual ciclo.

La terna tendrá en frente a los toros del Hierro de Xajay.

Ha sido una semana muy taurina en la Ciudad de México con una manifestación el martes en apoyo de la "Fiesta Brava", según la denominaron los organizadores de la marcha que se desarrolló en la calle Reforma, una de las arterias principales de la ciudad.

El miércoles hubo, además, en la Plaza México un evento nocturno donde los matadores de la corrida del domingo "convivieron" con aficionados y se toreó una vaquilla. El colofón será este domingo 2 de diciembre.

Sin duda Diego Urdiales es la gran atracción del cartel en La México. Vuelve a este coso taurino tras una ausencia de dos años, pero sobre todo regresa tras los éxitos rotundos de la Feria de Otoño de Madrid y la de las Corridas generales en Bilbao.

En sus dos anteriores comparecencias en la plaza mexicana dejó muy buen sabor a los aficionados. En su primera corrida estuvo cerca del triunfo y solo el desacierto con la espada lo evitó.

Su segunda comparecencia fue más complicada por los toros que le tocaron en suerte, pero su compromiso no disminuyó. Se fue entre aplausos en ambas ocasiones.

Sergio Flores es en este momento el torero mexicano con más triunfos recientes en el coso de Insurgentes. Fue justamente indultando un toro de Xajay donde se inició el idilio entre La México y Flores.

Aquella tarde de 2015 el toro Gibraltar volvió vivo a los corrales mientras Flores salía por la puerta grande, después han venido otras, la última el 4 de febrero de este mismo año.

Algunas de esas puertas grandes han contado con la generosidad del público mexicano, pues han sido más fruto del tremendismo que de un toreo merecedor de semejante triunfo.

El Payo vuelve a la México tras su cogida de hace un par de semanas. Esa tarde estuvo mal con sus dos toros pero el de Querétaro es capaz de dejar tandas muy puras y llenas de temple.

Xajay es uno de los hierros mexicanos que ofrece más garantías de enviar toros encastados a la arena.

No se trata de toros de gran trapío generalmente, muy en el genotipo del toro mexicano, pero que en cambio en distintas comparecencias han ofrecido la transmisión y bravura necesaria para facilitar triunfos a los matadores y emoción a los aficionados.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
66°