EE.UU. acusa a Irán de probar un misil balístico prohibido por Consejo de ONU

EFE

Estados Unidos acusó hoy al Gobierno iraní de haber violando una prohibición del Consejo de Seguridad de la ONU al haber probado un misil balístico de alcance medio, con un rango capaz de alcanzar partes de Europa y cualquier punto de Oriente Medio.

"El régimen iraní acaba de probar un misil balístico de alcance medio que es capaz de llevar múltiples ojivas. El misil tiene un rango que le permite golpear partes de Europa y cualquier lugar del Oriente Medio", indicó en un comunicado el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo.

Pompeo aseguró que esta prueba "viola la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de la ONU que prohíbe a Irán emprender cualquier actividad relacionada con misiles balísticos diseñados para ser capaces de entregar armas nucleares, incluidos los lanzamientos que utilizan esa tecnología".

En su nota, el titular de Estado aseguró que las pruebas de misiles en Irán están creciendo y advirtió que este incremento conlleva el riesgo de una escalada de tensión en esa región asiática.

"Condenamos estas actividades y hacemos un llamamiento a Irán para que cese de inmediato todas las actividades relacionadas con los misiles balísticos diseñados para ser capaces de entregar armas nucleares", subrayó Pompeo.

Esta declaración del jefe de la diplomacia estadounidense llega días después de que el representante especial del Gobierno de EE.UU. para Irán, Brian Hook, intensificase este jueves la acusaciones contra Teherán por su supuesto apoyo a grupos armados en conflictos como el de Yemen.

Rodeado de decenas de misiles, cohetes y fusiles supuestamente iraníes que fueron enviados a grupos "peligrosos" como los rebeldes chiíes hutíes en Yemen, Hook aseguró que Irán ha intensificado su "actividad maliciosa" y su apoyo a estas fuerzas en Oriente Medio.

En los últimos meses, la última vez el 5 de noviembre, Washington ha reimpuesto a la República Islámica las sanciones, incluidas las relativas a la venta de petróleo, que levantó tras la firma del acuerdo nuclear suscrito en 2015 entre Irán y el G5+1, entonces integrado por Rusia, China, Reino Unido, Francia, Alemania y EE.UU.

Ese día, el Gobierno de EE.UU. sancionó a 700 individuos y empresas iraníes, incluida la Organización de la Energía Atómica de Irán, en un esfuerzo por forzar a Teherán a negociar un acuerdo más "extenso" que el firmado en 2015.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
49°