Gobernador de Puerto Rico y representante isla en el Congreso lamentan muerte Bush

EFE

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, y la representante de la isla ante el Congreso en Washington, Jenniffer González, expresaron hoy sus respectivas condolencias por la muerte del expresidente estadounidense George H. W. Bush, que falleció anoche a los 94 años.

En un mensaje en su cuenta de Twitter, Rosselló expresó que tanto él, como su esposa, la primera dama, Beatriz Rosselló, "enviamos nuestras más profundas condolencias a la familia Bush".

"El presidente George H. W. Bush fue un patriota. Él le sirvió a los Estados Unidos, por lo que el mundo debe sentir admiración y respeto. Él también fue un hombre de estado de civismo y humildad y un amigo de Puerto Rico. Que descanse en paz", sostuvo Rosselló.

El patriarca de la familia Bush fue piloto de guerra durante la Segunda Guerra Mundial, congresista, embajador en la ONU, director de la CIA, vicepresidente de Ronald Reagan entre 1981 y 1989 y puso fin a una carrera política de cuatro décadas como presidente.

"Tomo con mucho pesar la noticia del fallecimiento del expresidente George H. W. Bush, primer y único presidente de los Estados Unidos en expresar en su primer mensaje al Congreso su apoyo a la 'estadidad' para Puerto Rico", agregó González.

Añadió que Bush "defendió los verdaderos valores centrales que perduran: la libertad, la legalidad, la familia, pero siempre, siempre, pidiendo la construcción de una nación más bondadosa y gentil, donde "mil puntos de luz brillaran desde cada comunidad".

González resaltó además que Bush "se compenetró con Puerto Rico desde nuestra primera primaria republicana, en la que triunfó en 1980, y una vez presidente, emitió la Orden Ejecutiva para que las agencias trataran a Puerto Rico como estado".

Enfatizó que la presidencia de Bush, "el proceso de descolonización se avanzó en el Congreso como nunca antes en nuestra historia. Es ahora deber de honrar su memoria al alcanzar la estadidad".

Tanto Rosselló como González son promotores de anexionar a Puerto Rico a los Estados Unidos como el estado 51 del país norteamericano.

Ante el fallecimiento de Bush, el presidente estadounidense, Donald Trump, ordenó hoy que las banderas de la Casa Blanca y de todos los territorios de Estados Unidos ondeen a media asta durante los próximos 30 días.

En un comunicado conjunto con su esposa, la primera dama Melania Trump, el presidente lamentó la muerte de Bush padre y destacó que guió "a la nación y al mundo" al "victorioso fin" de la Guerra Fría.

Desde la Casa Blanca, Bush "41" (para diferenciarlo de su hijo, Bush "43") lideró el fin de la Guerra Fría, la primera guerra del Golfo y la invasión de Panamá mientras la Unión Soviética se derrumbaba y Alemania se reunificaba.

Asimismo, la Casa Blanca confirmó que el matrimonio estadounidense acudirá al funeral del 41? presidente de Estados Unidos y aseguró que Trump designará el próximo miércoles 5 de diciembre como día de luto en memoria de Bush padre.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
56°