Alcaldesa de Barcelona pide en EEUU alternativa progresista ante ultraderecha

EFE

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, clamó hoy en Estados Unidos por "amplificar" una "alternativa progresista en el mundo" para frenar a la "ultraderecha" y a dirigentes como Donald Trump (EE.UU.), Jair Bolsonaro (Brasil) o Mateo Salvini (Italia), en un acto arropada por el ala izquierda del Partido Demócrata.

Colau participa hoy y mañana en un encuentro organizado por el máximo líder izquierda de los demócratas, Bernie Sanders, quien promueve la idea de la necesidad de un movimiento internacional para afrontar una globalización más social.

En la jornada de hoy en el Sanders Institute, en Burlington (EE.UU.), la alcaldesa de Barcelona ha participado en un debate junto al exministro griego de Finanzas Yanis Varoufakis, el economista Jeffrey Sachs, la diputada canadiense Niki Ashton y el propio Sanders.

Colau, muy aplaudida y arropada por Sanders y otros dirigentes al recordar que es la primera mujer en dirigir Barcelona, se ha presentado como una "mujer de clase trabajadora" que pertenece a una plataforma local (Barcelona en Comú) -"no a un partido"-, que representa a los movimientos sociales, a activistas de los derechos humanos y a trabajadores que tienen un "nuevo proyecto", "más inclusivo, democrático, feminista e innovador", que ganó las elecciones hace tres años "sin poder político ni económico".

"Los políticos de la austeridad y la corrupción han destruido la credibilidad de las instituciones públicas. Nosotros necesitamos proporcionar soluciones reales y concretas, acciones que cambien la vida de la gente porque el nivel local es el mejor lugar para mejorar la democracia", aseveró Colau.

Por este motivo, las elecciones en su día fueron sólo un "primer paso" en un camino que "no ha sido fácil", ya que gobierna en minoría y la situación en la comunidad de Cataluña es "complicada".

Sin embargo, según Colau, "hemos cambiado la agenda y Barcelona es la ciudad que tiene la mayor inversión social en España, con planes para los barrios más pobres o abordando competencias no propias con planes municipales dentales y de salud mental".

"Pero esto no es suficiente, necesitamos cambios estructurales, como crear la primera empresa local de energía que dé facilidades energéticas a la ciudad, parando por primera vez a las multinacionales que especulan forzando que paguen impuestos, obligando a los constructores a hacer un 30 % de la vivienda social o contra los anuncios de pisos ilegales de Airbnb", ha desarrollado.

Colau ha recordado que todo esto lo lleva a cabo "sin poder económico y mediático" del establishment. Incluso ella se ve obligada "cada semana" a desmentir a preguntas de ciudadanos "fake news" sobre si se ha mudado a un "barrio de ricos", lo que es "falso".

A todo ello debe añadirse el asedio al que se ve sometida por la oposición en Barcelona, donde incluso un partido (Ciudadanos) ha puesto de candidato para las próximas elecciones al exprimer ministro francés, Manuel Valls, nacido en Barcelona.

A modo de conclusión y para frenar a la "ultraderecha racista, violenta. homófoba y sexista" que representan líderes como Trump, Bolsonaro o Salvini, Colau ha dicho que "necesitamos amplificar todas las alternativas que se están construyendo en el mundo. No estamos solos y el cambio es posible".

La alcaldesa de Barcelona participará mañana en una segunda mesa de debate, en esta ocasión junto a los alcaldes de Nueva York y peso pesado demócrata, Bill de Blasio, la alcaldesa de San Juan de Puerto Rico, y el edil de la ciudad californiana de Stockton.

En estas jornadas de debate participan también "actores activistas" de Hollywood, como Susan Sarandon, Danny Glover, Chyntia Nixon -perdió las primarias a gobernadora contra Andrew Cuomo- o John Cusack.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
59°