El Gobierno insta a funcionarios a no mentar destitución ni resistencia

EFE

El Gobierno ha emitido una normativa interna instando a los empleados públicos a evitar el término "resistencia" o cualquier debate sobre un posible proceso de destitución al presidente, Donald Trump, informaron hoy medios de comunicación locales.

De esta forma, las autoridades pretenden evitar que surjan polémicas en el entorno laboral sobre dos de los asuntos más espinosos a los que tiene que hacer frente la actual Administración.

Uno de ellos es la posibilidad de que los supuestos vínculos de Trump con Rusia, que son objeto de diversas investigaciones desde hace meses, puedan desencadenar la destitución del mandatario.

El propio mandatario lleva tiempo intentando desacreditar cualquier pesquisa relacionada con la llamada "trama rusa", a la que ha tildado en numerosas ocasiones de "auténtica caza de brujas".

"Asumiendo que la falta de capacitación de un individuo le imposibilitaría ejercer como presidente, cualquier defensa -a favor o en contra- de la destitución de un candidato está simple y llanamente dentro de la definición de actividad política", reza la directriz del Gobierno a sus empleando.

En cuanto al término "resistencia". se trata de una clara referencia a un grupo de miembros de la Administración que presuntamente intenta socavar algunas decisiones del presidente.

Esta palabra fue empleada por un miembro del Ejecutivo que el pasado septiembre publicó un artículo anónimo en el diario The New York Times en el que denunciaba la "falta de moralidad" de Trump y sus impulsos "antidemocráticos", y afirmaba que existía un esfuerzo de "resistencia" interna por parte de un grupo de funcionarios.

La circular del Gobierno subraya que, "mientras que haga referencia al presidente Donald Trump, el uso de las expresiones 'resistencia' o '#resist', así como otras derivaciones, son actividad política".

Esta normativa interna, titulada "Directrices Relativas a la Actividad Política", fue difundida este martes por el Consejo Especial de la Oficina de Estados Unidos (OSC, por sus siglas en inglés) cuya misión, entre otras, es velar por que los funcionarios no se posicionen políticamente.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
56°