Jeep dice que "lidiará" con cualquier decisión sobre aranceles

EFE

El responsable de la marca Jeep en Norteamérica, Tim Kuniskis, declaró hoy que el fabricante de automóviles "tendrá que lidiar" con cualquier decisión que la Casa Blanca tome con respecto a aranceles a vehículos producidos en el extranjero.

El presidente estadounidense, Donald Trump, renovó recientemente su amenaza de imponer aranceles de hasta el 25 % a vehículos producidos en México y China después de que General Motors (GM) anunciase el lunes que cerrará cinco plantas de producción en Norteamérica y eliminará 14.500 empleos.

En un encuentro con medios de comunicación en el Salón del Automóvil de Los Ángeles (EE.UU.), Kuniskis respondió a preguntas de Efe que no está preocupado por los posibles aranceles.

"Algo que aprendí hace mucho tiempo, es que si no puedo controlarlo, no me puedo preocupar por ello. Y no hay nada que pueda hacer, sea positivo o negativo. Lo que vaya a pasar, tendremos que lidiar con ello", explicó Kuniskis.

El máximo responsable de Jeep en Norteamérica añadió que, "ahora mismo, el vehículo que acabamos de lanzar está siendo producido en Toledo (Estados Unidos). Y lo vamos a vender desde Toledo a todo el mundo. No nos afecta".

Kuniskis se refería al modelo Gladiator que Jeep lanzó ayer en el Salón del Automóvil de Los Ángeles. El Gladiator es la primera camioneta "pickup" que Jeep produce desde 1992 y es un modelo básico para mantener el crecimiento de las ventas de la marca que se ha convertido en el principal pilar del grupo Fiat Chrysler (FCA).

Kuniskis también declaró a Efe que no está preocupado por el creciente apetito del consumidor estadounidense por los todocaminos SUV en detrimento de las clásicas berlinas y señaló incluso que es necesario para clarificar la oferta en Estados Unidos.

"Creo que va a seguir la tendencia hacia los SUV. Pero no estoy preocupado porque si se mira la línea tope de la industria, sigue siendo un sector muy fuerte. La realidad es que si miramos las berlinas que están perdiendo son un tipo determinado", dijo.

"Y por supuesto que están perdiendo ventas porque no tenían una identidad destacada en el mercado. Los que sí la tienen, berlinas como Dodge Charger y Challenger o el Ford Mustangs, siguen teniendo buenos resultados. No estoy preocupado con el cambio", continuó.

"Mientras tengas una posición única en el mercado, no es un problema, porque esas 17 millones de unidades de ventas al año se reparten entre 42 marcas y 300 modelos. ?Cómo el consumidor puede elegir entre 300 modelos si no se sobresale?", concluyó el directivo.

Kuniskis también apuntó a que el próximo reto para Jeep es destacar en la categoría de todoterrenos de alta velocidad, que es dominada por otras marcas.

"Jeep siempre ha sido el todoterreno más capaz en trepada a bajas velocidades. Nunca hemos tenido un sistema de alta velocidad. Pero ahora lo tenemos lo que nos permite tener el mejor trepador de rocas del mundo y, con el toque de un botón, el mejor sistema de alta velocidad del mundo. Todo en el mismo vehículo", dijo.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
58°