88-93. EL CSKA exhibe músculo en casa del campeón

EFE

El defensa chileno Igor Lichnovsky, del Cruz Azul del fútbol mexicano, aseguró hoy que el equipo cementero no se fía del buen resultado en el juego de ida de los cuartos de final ante el Querétaro porque lo más difícil está por venir.

"Dentro del vestuario estamos con calma, tenemos claro el objetivo del campeonato, pero también de que es paso a paso. Seguimos en la misma línea de cuando hacemos un buen juego como el de ayer o uno no tan bueno porque seguramente se irá complicando más la liguilla", dijo.

Cruz Azul, líder del torneo en México y principal favorito para obtener el título, dio ayer un golpe de autoridad con una victoria de 0-2 en casa de los Gallos en un partido en el que Lichnovsky participó durante nueve minutos.

"Venimos demostrando con actuaciones como la de ayer que el pasado no importa en este equipo, si antes hubo fracasos, es cosa que no nos afecta. Desde que llegué hace cuatro meses sentí una vibra ganadora todos los días, con la gente y el trabajo que se hace al interior del club", afirmó.

Para el seleccionado chileno lo crucial en Cruz Azul del entrenador portugués Pedro Caixinha es la idea de que a pesar de lo bien y fuerte que se presentan en el terreno de juego, no han alcanzado el objetivo.

"Una de las claves de Caixinha es repetirnos que no hemos ganado nada. ?Hablan del pasado?, nosotros ya ganamos la Copa Mx y vamos como si no hubiéramos obtenido nada. Esa idea de que no tenemos nada en las manos nos alimenta el deseo de ganar la Liga que es lo importante ahora", destacó.

Igor Lichnovsky es uno de los seis chilenos con posibilidades de salir campeón en México este semestre, los otros son Felipe Mora y Martín García de los Pumas UNAM, Osvaldo González de Toluca, Eduardo Vargas, de Tigres, y Edson Puch, de los Gallos de Querétaro.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
64°