Padura asegura que Trump será el mayor beneficiado por la caravana migrante

EFE

El escritor cubano Leonardo Padura afirmó hoy que el "mayor beneficiado" de la crisis migratoria desencadenada por la llegada a la frontera entre México y EE.UU. de la multitudinaria caravana de centroamericanos va a ser el Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump.

"Lamentablemente, se le está dando un pretexto para continuar lo que ha querido hacer", aseveró el autor, aludiendo al endurecimiento de la política migratoria del mandatario, en una conferencia de prensa de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara.

Argumentó que "a Trump, que tiene tantos problemas internos, se le está creando un amigo externo, y los enemigos externos para cualquier Gobierno valen oro".

Además, "lo que ha ocurrido, está ocurriendo o va a ocurrir en la frontera con México" -concretamente en la ciudad de Tijuana, donde miles de personas permanecen varadas por no poder acceder a EE.UU.- afecta no solo a esos migrantes, sino también "a la relación política" entre México y su vecino del norte.

Padura, quien está presentando en la FIL su última novela, "La transparencia del tiempo", hizo también una reflexión sobre todo lo que implica en estos momentos el oficio de la escritura.

El punto y final no lo marca la finalización de una novela, porque "el tema de la promoción de la literatura se ha convertido realmente en una parte importante pero agobiante del trabajo que hacemos".

Una labor que tiene su parte "gratificante" y que es "necesaria", pero que "roba mucho tiempo a la escritura".

El premio Princesa de Asturias de las Letras 2015, que hace apenas unos días fue nombrado miembro de la Academia Cubana de la Lengua, comentó que está escribiendo una nueva novela, que hablará de la "diáspora" de los cubanos que pertenecen a su generación a partir de los años 90.

Normalmente deja un periodo de uno o dos años entre una novela y otra, para tomar distancia, pero en esta ocasión "es un libro complicado que necesitaba empezar para ver hacia dónde iba esa historia", relató.

"Si hay algo que me caracteriza no es que sea un buen escritor, sino que soy un escritor muy trabajador, y he estado trabajando mucho en los últimos meses", bromeó.

El autor reconoció ser "un analfabeto de las redes sociales", un mundo que conoce "poco y mal": "No sé qué cosa es Facebook, nunca he hecho un tuit y no tengo página web; lo único que utilizo son los correos electrónicos".

Aunque matizó que sí conoce "algo sobre sus defectos" y, en este sentido, lamentó que actualmente comentarios que hace 40 años se habrían quedado en el mero "chisme" ahora puedan convertirse "en una noticia viral", siendo mentiras o cosas íntimas.

En cuanto la forma de leer, señaló que ha cambiado y que hay jóvenes que "leen de otra forma o leen menos literatura".

Eso sí, "no todos se han decantado por una lectura fraccionada, rápida, de titulares, hay jóvenes que son capaces de 'soplarse' las 500 páginas de una novela y sacar incluso conclusiones de ella".

"No se puede decir que todo tiempo pasado fue mejor, porque es mentira, pero tampoco que todo tiempo futuro va a ser mejor, porque también es mentira", zanjó el escritor.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
57°