Sergio Ramírez: un triunfo estudiantil restablecería las instituciones en Nicaragua

EFE

Un eventual triunfo del movimiento estudiantil contra el presidente Daniel Ortega por la vía pacífica abriría la posibilidad de restablecer las instituciones en Nicaragua, dijo hoy en México Sergio Ramírez, Premio Cervantes 2017.

Si se logra un cambio por la vía pacífica, por la vía de la resistencia civil como la que se ha dado desde el 18 de abril "habremos abierto las puertas de una solución distinta para el país en la que sería posible restablecer las instituciones", afirmó Ramírez en la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara.

El escritor añadió que el país centroamericano necesita de "instituciones fuertes que defiendan a la democracia" y no dependan de la voluntad de unas cuantas personas.

"Cuando en la historia de Nicaragua le demos la vuelta a la tortilla y logremos que las instituciones tengan más fuerza que las personas, habremos empezado a resolver el problema de la democracia, que es a lo que todo el mundo aspira", señaló.

El narrador, quien dedicó el Cervantes a los estudiantes de su país, apuntó que su movimiento se ha desarrollado sin armas, sin "banderas políticas", ni "programas ideológicos o partidarios", sino como "una lucha por el restablecimiento de la libertad y la democracia".

Ramírez participó en la Feria del Libro de Guadalajara en un diálogo con la narradora y compatriota Gioconda Belli acerca de la situación política de Nicaragua y coincidieron en que sí es posible que haya una "solución pacífica y dialogada" a esta crisis.

Las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, iniciaron por unas fallidas reformas de la seguridad social en abril y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario tras 11 años en el poder.

"La posibilidad de que el régimen de Ortega desaparezca mañana no es un asunto de voluntad, sino de posibilidades políticas, como los jóvenes y el pueblo en general ha optado por la lucha no armada y pacífica lo que se impone es una solución pacífica", afirmó.

El autor de "Margarita está linda la mar" advirtió que debe haber "un diálogo nacional que fije una transición democrática" y que el gobierno de Ortega tiene que "abrirse a una solución negociada porque el país no admite otra forma de salida".

Además debe haber unas "elecciones transparentes en el que la gente decida que gobierno quiere", que estén supervisadas por observadores internacionales, nuevas leyes electorales y autoridades electorales "en las que todo mundo confíe".

Belli afirmó que desde la Alianza cívica por la justicia y la democracia formó hace poco la "Unidad azul y blanco" donde se reúnen las fuerzas que han participado en las protestas con la intención de hacer un proyecto a futuro para el país.

"Con el nivel de represión que hay es mejor que no haya cabezas visibles pero eso no quiere decir que no se esté trabajando una propuesta de futuro y esta tiene que ver en cómo pasar pacíficamente y llegar a ese diálogo", aseguró.

La autora de "La piel habitada" aseguró que ese diálogo va a llegar "por la fuerza de los hechos", aunque el presidente Ortega se niegue a ello.

"Va a ser por lo duro que va a pasar en el país a nivel económico y de ese diálogo tienen que salir concesiones importantes en cuanto a poder tener unas elecciones limpias, transparentes y vigiladas y esa es la aspiración que tenemos", recalcó.

La edición 32 de la FIL mexicana reúne a 800 autores y a 2.000 editoriales provenientes de 47 países que exhibirán más de 400.000 títulos durante nueve días.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
54°