El COI agradece a España su compromiso para resolver la polémica sobre Kosovo

EFE

El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, agradeció hoy a España su compromiso para garantizar que no se repitan los problemas que tuvieron algunos deportistas kosovares para competir bajo la bandera de su país, y que causaron una polémica entre el organismo deportivo y Madrid.

Durante sus intervenciones en la asamblea general de la Asociación de Comités Olímpicos Nacionales que se celebra en Tokio, tanto Bach como el presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, dieron por zanjada la situación, después de que el COI amenazara a mediados de mes con excluir a España de la organización de eventos deportivos internacionales.

Bach dijo que el Comité Olímpico Español "ha constituido un ejemplo" a la hora de aplicar los "principios olímpicos de autonomía y de respeto a la no discriminación" y destacó cómo el organismo deportivo nacional "logró tener efecto en su país y en su Gobierno" para resolver el conflicto.

Asimismo, pidió a todas las delegaciones nacionales que "comuniquen lo antes posible al COI si se produce algún problema de visados", puesto que "en un corto plazo de tiempo es muy difícil pedir a un Gobierno que revierta la situación".

Blanco, por su parte, recalcó el "compromiso del Gobierno español para resolver el problema", y en particular para garantizar la participación de los deportistas kosovares en los eventos deportivos organizados en España bajo los auspicios del COI, expresado en una carta remitida por el Ministerio de Exteriores al organismo internacional y a todos los comités olímpicos nacionales.

El origen de la polémica fue el Mundial de Kárate celebrado este mes en Madrid, donde el equipo de Kosovo participó bajo bandera de la Federación Internacional de este deporte después de obtener visados en Francia, ya que España no reconoce al Estado balcánico.

A raíz de esta situación, el COI remitió una misiva a las federaciones internacionales en las que recomendaba no conceder la organización de más competiciones a España mientras no garantice que los kosovares pueden competir y hacerlo con sus símbolos, lo que desató las protestas del Ejecutivo español.

Durante su discurso inaugural en la segunda jornada de la asamblea que se celebra en Tokio, Bach ensalzó la "no discriminación" como valor central del movimiento olímpico, y señaló que en los próximos días Naciones Unidas aprobará una resolución "que pondrá una vez más de relieve la autonomía del deporte y del movimiento olímpico".

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
48°