Retórica racista conlleva a que universitarios latinos "se odien a sí mismos"

EFE

La retórica racista en las universidades conlleva a que los estudiantes latinos "se odien a sí mismos", con repercusión negativa para sus carreras, según un estudio difundido hoy por la Universidad de Colorado en Denver.

De acuerdo con el doctor Carlos Hipólito Delgado, de este centro de altos estudios y dedicado a investigar el desarrollo de la llamada "identidad étnica", los jóvenes latinos con frecuencia "internalizan" el racismo que se dirige hacia ellos y terminan aceptándolo y "odiándose a sí mismos".

La "internalización del racismo" significa que el estudiante latino, consciente o inconscientemente, acepta que existe una jerarquía racial en la que personas blancas están por encima de las no blancas y que, por lo tanto, debe aceptar los valores de los otros, explica el reporte de Delgado.

El autor anteriormente se había enfocado en las "etiquetas" que los hispanos emplean para referirse a sí mismos, incluyendo, además de "latinos", otros apelativos como "chicanos", "méxico-americanos" o, más recientemente, "latinx".

Delgado quiso determinar ahora si, a partir de las elecciones de 2016, la llamada "retórica racista" había afectado a los universitarios latinos.

Para ello entrevistó a 350 jóvenes hispanos de todo el país que son los primeros en llegar a la educación superior en su ámbito familiar.

Les hizo preguntas sobre sus experiencias con situaciones racistas o prejuiciosas dentro y fuera de la universidad, como el hecho de ser seguido al entrar a una tienda porque el empleado teme una conducta delictiva.

Al tabular los resultados, Delgado encontró que el porcentaje de participantes que habían interiorizado el racismo y dirigían el odio racial hacia sí mismos era alto o, en sus palabras, "estadísticamente significativo".

"Aunque la mayoría de la gente puede saber intuitivamente que el racismo afecta negativamente a los estudiantes universitarios latinos, los resultados de este estudio proveen una evidencia empírica del impacto del racismo", expresó el catedrático en su reporte.

"Poco a poco, (el racismo) erosiona el sentido de identidad personal (del estudiante)", puntualizó.

Entre las consecuencias del racismo "internalizado", el reporte enumera síntomas de depresión, aumento de las tensiones emocionales (estrés), disminución de la autoestima y de la satisfacción con la vida propia e incluso problemas matrimoniales.

Delgado comentó que el propósito de su estudio es doble: que los consejeros ayuden a los latinos a hablar de la discriminación que enfrentan, y servir de base para futuros estudios que determinen el impacto académico del racismo a largo plazo.

"Los estudiantes deben entender que el racismo no es culpa de ellos ni es una referencia a su cultura, sino el producto de los prejuicios (...) en una cultura racista", indicó el doctor.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
57°