Anuncio

La COP de Biodiversidad ultima un acuerdo entre críticas por falta de avances

La secretaria ejecutiva del Convenio de la Diversidad Biológica (CBD) de la ONU, Cristiana Pasça Palmer, durante una entrevista con EFE en la Conferencia de las Partes del Convenio sobre Diversidad Biológica (COP14), que se celebra en la localidad egipcia de Sharm al Sheij, a orillas del mar Rojo. EFE

La secretaria ejecutiva del Convenio de la Diversidad Biológica (CBD) de la ONU, Cristiana Pasça Palmer, durante una entrevista con EFE en la Conferencia de las Partes del Convenio sobre Diversidad Biológica (COP14), que se celebra en la localidad egipcia de Sharm al Sheij, a orillas del mar Rojo. EFE

EFE

Los países del Convenio de la Diversidad Biológica (CBD) de la ONU ultiman los detalles del documento que aprobarán mañana en su reunión de Egipto entre críticas por la lentitud en el cumplimiento de los objetivos para 2020 y la vista en la próxima reunión de China.

“Las metas de Aichi están por expirar y desafortunadamente muy pocas son las que se han cumplido de manera satisfactoria y estamos muy lejos”, dijo hoy a Efe Hesiquio Benítez, director de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) mexicana y jefe de la delegación negociadora de México.

“Seguimos perdiendo biodiversidad a un ritmo sin precedentes en la historia del ser humano”, agregó el biólogo en el último día de negociaciones de la Conferencia de las Partes del Convenio sobre Diversidad Biológica (COP14), que se celebra en la localidad egipcia de Sharm al Sheij, a orillas del mar Rojo.

Benítez, recién nombrado presidente del Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico de la CBD para el periodo de 2019-2020, se refirió a las 20 metas de Aichi (Japón) del Plan Estratégico 2011-2020 del CBD, que se deben cumplir “a más tardar en 2020".

Se tienen que dejar listos durante estos dos años antes de la nueva década “para que en China se firme algo más grande que el Acuerdo de París (contra el cambio climático), que se llamará el Acuerdo por la Naturaleza”, destacó en referencia a la próxima presentación del pacto en la COP15, que se celebrará en Pekín en 2020.

Este acuerdo va a ser “una última llamada para el mundo en el que si no nos ponemos las pilas, antes de que se demasiado tarde, puede ser una catástrofe para el ser humano” y tendrá como objetivo una estrategia para 2030 en el marco de una visión global para 2050.

Durante la sesión plenaria de hoy, los 195 Estados más la Unión Europea que conforman el convenio continúan discutiendo detalles técnicos, en los que la financiación es uno de los grandes retos, así como el vocabulario usado en el documento.

Antes de que los miembros entraran a la sesión, encabezada por la presidente de la COP14, la ministra egipcia de Medio Ambiente, Yasmine Fouad, un grupo de apenas veinte personas demandaron con carteles frente a la sala de conferencias que “no haya un modelo de París para la CBD”, en alusión al acuerdo de cambio climático.

“El proceso es lento (...) hay algunos paréntesis que se discuten que hablan de aportar medios voluntarios dependiendo de la disponibilidad de los recursos”, explicó a Efe Mrinali Rai, miembro de la Asamblea de Mujeres del CBD y de la ONG Coalición Mundial por los Bosques.

Con este punto “existe la discusión sobre quién lleva la responsabilidad y eso provoca que haya división entre países desarrollados y en desarrollo”, afirmó Rai, presente en el plenario.

Asimismo, destacó que el vocabulario “está convirtiéndose en un lenguaje blando” por lo que, indicó, “se están simplificando las soluciones”.

Varios de los puntos del borrador que se debe aprobar comienzan con los verbos “invitar” o animar” a los miembros para realizar acciones, lo que consideran poco agresivo para el futuro.

Ante esto, Oscar Soria, dirigente del movimiento cívico global Avaaz, señaló a Efe que “la negociación se encuentra empantanada en los temas de siempre: recursos y compromisos concretos”.

La secretaria ejecutiva del CBD de la ONU, Cristiana Pasça Palmer, se mostró hoy más optimista y dijo a Efe que se ha hecho “un buen progreso” en varias metas de Aichi, “especialmente” en el apartado referido a que al menos el 17 % de las zonas terrestres y de aguas interiores y el 10 % de las zonas marinas y costeras sean áreas protegidas.

Según un informe publicado la semana pasada por Planeta Protegido, de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, en inglés), se ha conseguido hasta ahora que alrededor del 15 % de las zonas terrestres del planeta estén protegidas, así como el 7 % de zonas marinas.

Además de la COP14 se desarrolla en paralelo el noveno encuentro de las Partes del Protocolo de Cartagena (COPMOP9) y el tercero del Protocolo de Nagoya (COPMOP3), que se inauguraron el pasado 17 de noviembre en el Centro de Conferencias de Sharm el Sheij.


Anuncio