Anuncio

Futuras ministras dejan el Senado mexicano para integrarse en el Gobierno

El Senado de México autorizó hoy a las legisladoras Olga Sánchez Cordero y Rocío Nahle dejar sus cargos en la cámara para poder integrarse en el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien asumirá la Presidencia de México este sábado. EFE/ARCHIVO

El Senado de México autorizó hoy a las legisladoras Olga Sánchez Cordero y Rocío Nahle dejar sus cargos en la cámara para poder integrarse en el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien asumirá la Presidencia de México este sábado. EFE/ARCHIVO

EFE

El Senado de México autorizó hoy a las legisladoras Olga Sánchez Cordero y Rocío Nahle dejar sus cargos en la cámara para poder integrarse en el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, quien asumirá la Presidencia de México este sábado.

La cámara alta dio luz verde por unanimidad a que ambas senadoras, del izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena), partido mayoritario en la cámara, puedan dejar su escaño de manera indefinida.

Olga Sánchez Cordero, exmagistrada de la Suprema Corte de México y mano derecha de López Obrador, ocupará la Secretaría de Gobernación y encima de la mesa tiene importantes tareas como la despenalización de algunas drogas para debilitar el crimen organizado.

Por su parte, Rocío Nahle ha sido propuesta por el presidente electo como futura secretaria de Energía, al frente de la cual se encargará de gestionar la construcción de una nueva refinería en el suroriental estado de Tabasco, uno de los grandes proyectos del nuevo Gobierno.

El presidente del Senado, Martí Batres, destacó de Sánchez Cordero su “gran vocación por los temas más avanzados de la agenda de transformación social”, mientras que de Nahle dijo que es “una mujer honesta, con principios, convicciones y con amplia preparación profesional”.

Representantes de los diferentes grupos parlamentarios desearon "éxito” a las dos senadoras en sus futuros cargos en el Gobierno de México.

A principios de mes, el también senador Alfonso Durazo pidió dejar su escaño para ocupar a partir de diciembre la Secretaría de Seguridad Pública en el Gobierno de López Obrador, encargada de combatir los altos índices de violencia que sufre México.

Este sábado 1 de diciembre, López Obrador tomará posesión del cargo de presidente de México en la Cámara de Diputados ante numerosos jefes de Estado y de Gobierno, tras haber vencido en los comicios del 1 de julio y como sucesor de Enrique Peña Nieto.


Anuncio