Anuncio

Supremo brasileño niega archivo de proceso contra estadounidense Ryan Lochte

Imagen de archivo del nadador estadounidense Ryan Lochte. EFE/Archivo

Imagen de archivo del nadador estadounidense Ryan Lochte. EFE/Archivo

EFE

Un juez de la Corte Suprema de Brasil negó hoy el archivo del proceso penal contra el nadador estadounidense Ryan Lochte, doce veces medallista olímpico y quien se inventó un asalto con pistolas durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 para encubrir su estado de embriaguez.

La decisión fue tomada por el magistrado Luís Roberto Barroso, quien negó el recurso de “habeas corpus” presentado por la defensa del plusmarquista al no verificar la existencia de una “flagrante ilegalidad” que autorice el cierre de la causa.

De acuerdo con la denuncia formulada por la Fiscalía de Río, Lochte informó en la época a los medios de comunicación de un “falso delito de robo”, lo que provocó la movilización de agentes locales y la apertura de una investigación.

Además “hubo reiteración de la falsa comunicación delictiva en una declaración prestada por el nadador directamente a los policías, con la consiguiente continuidad indebida de la investigación”, recordó el Supremo brasileño en un comunicado.

La acusación se presentó igualmente contra el también nadador estadounidense James Feigen, pero este último cerró un acuerdo con las autoridades y pagó una multa de unos 11.000 dólares para cerrar su caso.

Locht y Feigen denunciaron el supuesto asalto tras haber salido de la Villa Olímpica de Río junto a sus compatriotas Gunnar Bentz y Jack Conger y de haber participado en una fiesta en Río de Janeiro.

Tras detectar algunas lagunas en la denuncia hecha por los estadounidenses, la Policía corroboró con imágenes obtenidas por cámaras de seguridad que el asalto había sido una invención, lo que fue confirmado posteriormente por los cuatro nadadores.

En su lucha por participar en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, Lochte fue suspendido recientemente suspendido durante 14 meses por la Agencia Antidopaje de Estados Unidos tras descubrir que recibió en mayo de este año una inyección intravenosa, un práctica prohibida aunque la sustancia sea legal.


Anuncio