Anuncio

La Policía se incauta de 300 entradas y 7 millones de pesos por venta ilegal

Vista de hoy, de uno de los ingresos al estadio del Boca Juniors cerrado luego de la clausura impuesta ayer por exceso de público durante una práctica abierta de cara a la superfinal de la Copa Libertadores entre Boca Juniors y River Plate que se jugará mañana sábado en la Bombonera en Buenos Aires (Argentina). EFE

Vista de hoy, de uno de los ingresos al estadio del Boca Juniors cerrado luego de la clausura impuesta ayer por exceso de público durante una práctica abierta de cara a la superfinal de la Copa Libertadores entre Boca Juniors y River Plate que se jugará mañana sábado en la Bombonera en Buenos Aires (Argentina). EFE

EFE

La Policía de Buenos Aires se ha incautado de 300 entradas al estadio Monumental y siete millones de pesos en efectivo, unos 185.000 dólares por la reventa ilegal descubierta en registros solicitados por la Fiscalía con ocasión del partido decisivo por el título de la Copa Libertadores.

Las autoridades cumplieron en las últimas horas dos allanamientos por evidencias de que en el barrio de Villa Devoto y en la localidad bonaerense de San Miguel había numerosos casos de reventa ilegal de entradas.

Uno de los domicilios registrados “sería el lugar de residencia” del cabecilla de ‘los Borrachos del Tablón”, informa un comunicado policial, que detalla que la investigación comenzó en abril pasado, antes del partido que se jugó en el estadio Monumental entre River Plate y el equipo colombiano de Independiente de Santa Fe, cuando aparecieron ofertas de entradas en la web.

Es así que el fiscal Norberto Brotto ordenó a la Policía la investigación para desarticular la organización delictiva, que para dar con los domicilios que finalmente se registraron incluyó un cruzamiento de datos entre la empresa Mercado Libre y los usuarios de las cuentas.

La Policía agregó que es organización “tendría estrechos vínculos con la barra organizada del club River Plate ya que una de las personas buscadas en el domicilio y que no fue encontrada, sería uno de sus líderes”.

En los procedimientos se incautaron 300 entradas para el partido de vuelta de River y Boca, las cuales “según las primeras pericias serían originales”, y también siete millones de pesos en efectivo.

También se secuestró gran cantidad de vestimenta del club River Plate.

“Esta operación es fruto de un trabajo conjunto entre la Fiscalía y la Policía de la Ciudad que comenzó tras una denuncia por presunta reventa de entradas efectuada por River”, expresó el ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, Martín Ocampo.

El titular de la cartera especificó que se encontró “una organización mafiosa lucrando con estas operaciones de reventa”.

“Este operativo se enmarca en la pelea diaria que estamos dando contra estos delincuentes que se disfrazan de hinchas. Tenemos tolerancia cero con la violencia y los violentos en el fútbol”, concluyó.


Anuncio