Anuncio

Toronto supera su récord de homicidios tras el 90 asesinato en 2018

La Policía canadiense confirmó hoy que Toronto ha superado su récord de homicidios, establecido en 1991, tras el asesinato de Cardinal Licorish, de 23 años, que el domingo se convirtió en la 90 víctima mortal de la mayor ciudad canadiense. EFE/ARCHIVO

La Policía canadiense confirmó hoy que Toronto ha superado su récord de homicidios, establecido en 1991, tras el asesinato de Cardinal Licorish, de 23 años, que el domingo se convirtió en la 90 víctima mortal de la mayor ciudad canadiense. EFE/ARCHIVO

EFE

La Policía canadiense confirmó hoy que Toronto ha superado su récord de homicidios, establecido en 1991, tras el asesinato de Cardinal Licorish, de 23 años, que el domingo se convirtió en la 90 víctima mortal de la mayor ciudad canadiense.

Licorish murió tras recibir varios disparos en un edificio de viviendas en el noreste de la ciudad.

El número de personas asesinadas este año en Toronto incluye las diez víctimas mortales del ataque con una camioneta ocurrido en abril y las dos personas que murieron en julio cuando un individuo armado atacó de forma discriminada restaurantes en una popular zona del este de la ciudad.

Aunque Toronto ha superado el récord de 89 asesinatos establecido en 1991, dado el aumento de la población, la tasa de homicidios sigue siendo inferior al de hace 27 años.

En 1991, Toronto tuvo una tasa de asesinatos por cada 100.000 personas de 3,9 mientras que en la actualidad, el índice se sitúa en la actualidad en el 3,3.

Toronto se sitúa como la ciudad canadiense con el mayor índice de asesinatos entre las principales ciudades del país pero está a mucha distancia de la violencia que se vive en algunos de los principales centros urbanos estadounidenses.

En Chicago, por ejemplo, este año se han producido más de 480 asesinatos, lo que la coloca con un índice de homicidios de 18 por cada 100.000 habitantes.

El jefe de Policía de Toronto, Mark Saunders, declaró hoy que el récord de asesinatos de la ciudad está relacionado con una oleada de violencia entre bandas criminales rivales y con el elevado número de armas de fuego ilegales en las calles.

Saunders dijo a la radiotelevisión pública canadiense, CBC, que “la mayoría de los tiroteos son atribuibles a la violencia de bandas, gente que mantiene un estilo de vida arriesgado”.


Anuncio