Anuncio

Canadá considera imponer sanciones a Riad por el asesinato de Khashoggi

Canadian Foreign Minister Chrystia Freeland. EFE/EPA/FILE

Canadian Foreign Minister Chrystia Freeland. EFE/EPA/FILE

EFE

La ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, afirmó hoy que el Gobierno canadiense está considerando imponer sanciones a Arabia Saudí por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi.

Freeland también dijo durante una rueda de prensa en la localidad canadiense de Port Colborne que su país aplaude las sanciones que Estados Unidos impuso hoy a 17 saudíes supuestamente implicados en el asesinato del periodista.

“Canadá aplaude la acción de Estados Unidos. Y en lo referente a Canadá, también tenemos una ley Magnitsky, que es una herramienta que es muy útil en nuestra política exterior. Y es algo que en los próximos días Canadá está considerando de forma activa”, explicó Freeland.

Dicha norma fue impulsada en 2012 por EE.UU. para sancionar a funcionarios específicos de Gobiernos extranjeros que hayan violado derechos humanos.

El lunes, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, reveló que los servicios de inteligencia del país, conocidos por el acrónimo de CSIS, habían escuchado la grabación de audio que las autoridades turcas tienen en su posesión y que presuntamente recoge el momento del asesinato de Khashoggi.

Posteriormente se supo que fue el propio director de CSIS, David Vigneault, quien viajó a Turquía para escuchar las grabaciones de audio y quien después informó a Trudeau de su contenido.

Canadá mantiene desde hace meses tensas relaciones con Arabia Saudí a raíz de la defensa pública de Ottawa de activistas saudíes defensores de derechos humanos.

La crisis entre Ottawa y Riad se inició cuando en agosto Freeland tuiteó en respaldo a activistas saudíes encarcelados por las autoridades del reino.

En respuesta, Riad expulsó al embajador canadiense, llamó a consultas a su representante en Ottawa e impuso una serie de represalias económicas contra Canadá.

Canadá había intentado reconducir sus relaciones con Riad antes de que Khashoggi, un periodista crítico con las actuales autoridades saudíes, desapareciese el pasado 2 de octubre tras entrar en el edificio del consulado saudí en Estambul.

De acuerdo a las autoridades turcas, Khashoggi murió el mismo día en el consulado, asesinado y desmembrado por un equipo enviado expresamente desde Arabia Saudí para acabar con la vida del periodista.

El príncipe heredero del reino, Mohamed bin Salmán, ha sido vinculado con varios de los integrantes del equipo que presuntamente asesinó a Khashoggi.


Anuncio