La UE tiene preparada su respuesta si Trump aplica aranceles a automóviles

EFE

La comisaria de Comercio Cecilia Malmström aseguró hoy que la Unión Europea (UE) ha elaborado una "lista de posibles productos" estadounidenses con los que respondería en el caso de que el presidente., Donald Trump, impusiese aranceles a los automóviles europeos.

"Los aranceles a los automóviles no están justificados, y no serían buenos ni para la UE ni para la economía estadounidense", explicó Malmström en una mesa redonda con periodistas en la sede de la delegación europea al término de su visita a Washington, donde se reunió con el Representante de Comercio Exterior, Robert Lighthizer.

La comisaria subrayó que, de concretarse esa medida, la UE "haría lo mismo" y cuenta ya con una "lista de potenciales productos" que serían objeto de represalias comerciales.

Malmström eludió concretar los posibles sectores afectados, pero indicó su preferencia "por no tener que llegar a esa situación".

La responsable europea apuntó que había comentado la cuestión en una reunión de trabajo con Lighthizer.

"No hemos recibido garantías de que el Gobierno de Trump no aplicará estos aranceles al sector automotriz, pero trabajamos bajo la asunción de que no habrá aranceles adicionales por ninguna de las partes", reconoció.

Ese fue, recordó Malmström, el compromiso alcanzado por Trump y el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, durante su encuentro de julio pasado en la capital estadounidense.

Trump ha insistido desde entonces en el "injusto" trato comercial que sus socios europeos dan a los productos estadounidenses, y ha amenazado en varias ocasiones con imponer gravámenes a las importaciones de vehículos europeos al país.

Las tensiones con los socios transatlánticos revivieron este fin de semana con la visita de Trump a Francia para participar en la conmemoración del centenario del armisticio que puso fin a la Primera Guerra Mundial.

A su regreso y en una serie de tuits, el mandatario volvió a criticar la "injusta" política comercial europea y las dificultades que imponen a la entrada de productos estadounidenses al mercado europeo.

Pese a la tregua alcanzada en julio pasado tras la visita de Juncker, siguen en vigor los aranceles impuestos por Washington a las importaciones de acero y aluminio, a los que Bruselas respondió con medidas similares a una serie de productos del país.

Por último, Malmström mostró su disposición a negociar con el Gobierno un acuerdo comercial limitado en el sector industrial, incluidos automóviles, para reducir los actuales aranceles mutuos a cero, algo que sin embargo deberá a esperar a comienzos de año cuando la oficina de Lighthizer culmine su proceso de consultas con el Congreso.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
68°