El pintor Andrés Mérida presenta en Nueva York sus obras con sabor español

EFE

El pintor español Andrés Mérida inauguró hoy en Nueva York su muestra "El Artista Nómada", una nueva colección de 19 pinturas y dibujos con los que conmemora sus 30 años de carrera y que plasman la cultura del sur de España enmarcada en el paisaje único de Nueva York.

La muestra, acogida por la galería Novo Locale, en el sur de Mahnattan, es resultado del recorrido de Mérida como artista, que le ha llevado a exponer en ciudades por todo el mundo, desde Miami a Hong Kong, Berlín, Ciudad de México o Viena.

"Arriesgué mucho. Me fui a China, a Nueva York... por todo el mundo a llevar mi obra", recuerda en una entrevista con Efe el malagueño, que celebra su tercera exhibición individual en la Gran Manzana, uno de los epicentros mundiales del arte.

La obra de Mérida está repleta de los personajes, sonidos, colores y olores que definen el sur de España, con bailaoras de manos expresivas, pintorescos personajes disfrutando del vino, y llamativos e imaginativos sombreros malagueños sobre rostros de marcados rasgos, todos ellos con panorámicas vistas neoyorquinas de fondo.

Con un toque dramático y unos vivos colores claramente influenciados por el expresionismo, el artista ha sido fiel a lo largo de su carrera a su característico vistoso estilo, que ahora remata con acentuados trazos, una técnica que llama "garabatismo", y que proporcionan una sensación de movimiento a las piezas.

"Tengo un sello que me identifica mucho. Siempre he tenido un toque de deformación expresionista, y luego he ido evolucionando hasta los garabatos pero mi obra se ha identificado siempre con mucha facilidad", apuntó Mérida, que se decanta por rojos, naranjas y azules.

Una particularidad, asegura, que "es un arma de doble filo": "Por un lado no se ve evolución en la obra, porque se identifica con tanta facilidad que no se ve, pero existe".

En la exhibición se incluyen varias piezas que siguen la misma pauta que las creadas por Mérida para el espectáculo "Sombras" de la bailaora Sara Baras que este año recorres España y que el próximo mes de marzo aterrizará en Nueva York para pasar luego a Miami.

En ellas, las figuras de bailaores en acción, creadas con ágiles garabatos y difusos perfiles, de alguna forma trasmiten la fuerza y la pasión con la que se vive el flamenco en la región de Andalucía.

En la presentación de la exposición, el pintor mostró en directo sus habilidades al crear frente a los asistentes uno de sus particulares cuadros al ritmo de la música del colombiano Nilko Andreas, que amenizó el evento con una guitarra clásica.

Mérida, que nació en Cádiz pero creció en Málaga, también es conocido por una innovadora técnica en la que utiliza como único material la ceniza de un cigarrillo, una idea que se le ocurrió cuando esperaba en un bar a un amigo que llegaba tarde a su cita.

Aunque utiliza un lápiz para algunos trazos, las únicas herramientas del artista para la pieza son los desechos del tabaco y sus dedos, con los que ha creado impactantes cuadros de extravagantes mujeres a las que llama sus "locas".

Sabedor de las dificultades a las que se enfrentan los artistas, especialmente en Nueva York, una de las metrópolis más caras del mundo, Mérida encuentra sólo una razón por la que alguien querría dedicarse sólo a pintar.

"Somos un poco 'Peter Pan', y un poco inconscientes. Hay que estar loco", dice sobre sí mismo y sus compañeros de profesión.

"Tener una hipoteca que pagar y aun así irse a Nueva York por vender bien una exposición, eso es ser un poco inconsciente, pero es esa inconsciencia de loco lo que te hace triunfar", opinó.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
69°