Los líderes republicano y demócrata del Senado son reelegidos

EFE

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, y el de la minoría demócrata en esa cámara, Chuck Schumer, fueron hoy reelegidos por sus colegas para encabezar sus partidos en la Cámara Alta.

Ambas elecciones, que fueron a puerta cerrada, resultaron en las ratificaciones de McConnell y Schumer "por aclamación", es decir, por aprobación vocal y sin necesidad de emisión de votos, informaron sus respectivos portavoces.

Ninguno de los dos senadores afrontó alguna oposición en esas votaciones, pese a que la recientemente elegida senadora demócrata por Arizona, Krysten Sinema, había advertido de que no apoyaría a Schumer durante su campaña para los comicios legislativos, celebrados el 6 de noviembre, según medios locales.

Desde el liderazgo de la mayoría, McConnell, que llegó al cargo en 2015, es el encargado de programar la actividad legislativa y ejecutiva del Senado, convirtiéndose así en uno de los políticos con más poder en el país.

"Honrado", escribió McConnell en su cuenta de Twitter minutos después de que se hiciera oficial su reelección, en un mensaje en el que adjuntó una fotografía de la puerta de su despacho con su nombre y cargo.

Tras la votación a puerta cerrada, McConnell se reunió con los seis nuevos senadores republicanos, a quienes agradeció su papel "para mantener la mayoría del Partido Republicano en el Senado".

En ese encuentro estuvo el legislador Rick Scott, quien aún no ha sido oficialmente confirmado como ganador en Florida.

Por su parte, Schumer aseguró hoy en una rueda de prensa que los demócratas en la Cámara Alta "trabajarán para mejorar la vida de la clase media estadounidense y de los que están tratando de alcanzarla".

"Tenemos una oportunidad única en el nuevo Congreso para alcanzar más acuerdos bipartidistas para tratar de conseguir resultados para las familias a lo largo del país", apuntó el líder demócrata en el Capitolio.

En caso de que los republicanos ganen los dos asientos que quedan aún por decidir -uno en Florida y otro en Missisippi-, el reparto del Senado quedaría 53-47 a favor del Partido Republicano.

Si se imponen los candidatos demócratas, el Senado quedaría dividido en 51-49, la misma diferencia que antes de las elecciones legislativas.

El asiento que se disputan en Florida el candidato republicano Scott, hasta ahora gobernador de ese estado sureño, y el senador demócrata Bill Nelson se encuentra en medio de demandas judiciales y polémicas por demora y fallos en el escrutinio.

El cómputo sigue sin terminar pasados ocho días de los comicios y además es incierto el número de votos que faltan por contar, lo que está encendiendo una polémica, incluso con declaraciones del presidente, Donald Trump, que ha denunciado un posible "fraude electoral", sin ofrecer pruebas.

El escaño de Misisipi se decidirá en segunda vuelta el 27 de noviembre.

Por su parte, los republicanos de la Cámara Baja eligieron a Kevin McCarthy para sustituir a Paul Ryan al frente del liderazgo de su partido en esa cámara.

Al haber perdido los republicanos la mayoría en la Cámara Baja en las elecciones de medio mandato, McCarthy encabezará la minoría de su partido después de que Ryan anunciara en abril que dejaría su cargo al final de la actual Legislatura.

El nuevo Congreso, con mayoría demócrata en la Cámara Baja y mayoría republicana en el Senado, comenzará su andadura el próximo 3 de enero de 2019.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
59°