Universidad de Miami forja alianza para proyectos de realidad aumentada

EFE

La Universidad de Miami (UM) presentó una asociación con la "start-up" Magic Leap para desarrollar proyectos educativos en un entorno digital utilizando la realidad aumentada.

El presidente de la institución educativa, el mexicano Julio Frenk, explicó a Efe que, gracias a esta tecnología, será posible crear un escenario digital donde las personas sean capaces de interactuar con otras que no comparten el mismo espacio físico.

"Esta tecnología, denominada 'computo espacial', puede tomar elementos de la realidad física para crear y expandir las posibilidades de interacción de los humanos de una manera espectacular", señaló el máximo responsable de la UM tras la presentación celebrada en el campus de Coral Gables.

Es decir, la distancia que separa a dos personas localizadas en dos países diferentes pasa a un segundo plano gracias al desarrollo de la realidad aumentada y ambos pueden interactuar como si estuvieran uno al lado del otro.

Frenk se mostró satisfecho porque "además de aumentar las oportunidades en el área de la investigación, también crea oportunidades inéditas en el intercambio educativo".

"En este momento, en el que vemos nuevas restricciones en cuanto a la movilidad, podemos vencerlas con una tecnología que realmente elimina la fricción y el espacio", argumentó recordando que la institución que representa es la primera que suscribe una alianza con Magic Leap.

"Por ejemplo, un profesor de química que está impartiendo clase en un aula determinada podría tener otros cinco estudiantes que físicamente están en otras partes del mundo", explicó por su parte el fundador y director ejecutivo de Magic Leap, Rony Abovitz, durante el acto.

Abovotz, que hace años cursó sus estudios de ingeniería y maestría en esta universidad, está convencido de que esa tecnología puede marcar "un antes y un después en los campos de la comunicación, la ciencia y el entretenimiento".

Este producto, bautizado con el nombre "Magic Leap One Creator Editor", está formado por una especie de audífonos y unas gafas integradas con las que el usuario es capaz de crear el "Magicverse", es decir, "combinar el mundo real con el digital".

"Se puede hacer una copia digital de un escenario, no solamente estática, sino dinámica y viva, con el objetivo de clonar ese mismo espacio físico como si fuera real", relató sobre el proyecto que ha estado desarrollando en los últimos años con la financiación de grandes compañías como Google o Qualcomm.

Abovitz manifestó que la evolución natural de "los dispositivos de comunicación y las computadoras" ha dado lugar a esta tecnología que, a su juicio, revolucionará el mundo, "como Steve Jobs lo hizo con el iPhone en el 2007".

"Queremos que los estudiantes tomen esta tecnología y puedan desarrollar sus propios inventos", indicó.

Por ejemplo, un arquitecto sería capaz de "construir digitalmente" un edificio y colocarlo en un espacio para ver de qué manera quedaría la construcción y qué impacto generaría en el lugar.

También, un cirujano sería capaz de utilizar esas gafas durante una operación para seguir el procedimiento y monitorear la evolución del paciente sin necesidad de utilizar otras pantallas de control adicionales.

"Es como cuando se inventó la televisión o internet, se creó ese campo y de ahí surgieron muchísimos otros proyectos", especificó el directivo de la empresa de tecnología.

En su opinión, el desarrollo de esta tecnología puede ser decisiva para dar un impulso a la economía de América Latina, al igual que pasó con India y China con las tecnologías de la información (TI) o la electrónica de consumo respectivamente.

"Países de América Latina, como México o Brasil, podrían dar un salto al 'computo espacial' con miles de ingenieros de software que pueden crear una economía muy interesante en esa región", concluyó.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
48°