La Fed mantiene tipos con la mirada puesta en la esperada subida de diciembre

EFE

La Reserva Federal (Fed) mantuvo hoy los tipos de interés y sus optimistas perspectivas económicas, a la par que insistió en su intención de proseguir con el ritmo de ajuste monetario gradual, con la vista puesta en la reunión de diciembre.

La principal novedad en el análisis de la Fed, respecto a su encuentro de finales de septiembre, fue una leve ralentización en la inversión empresarial.

"La creación de empleo ha sido fuere, de media, en los meses recientes, y la tasa de desempleo ha bajado. El gasto de los hogares ha continuado su sólido crecimiento, mientras que la inversión empresarial fija se ha moderado de su rápido ritmo al comienzo del año", indicó la Fed.

El comunicado del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de la Fed, emitido al término de dos días de reunión, indicó que la decisión se tomó de manera unánime con los nueve votos a favor.

La Bolsa de Wall Street recibió la decisión de la Fed con descensos, y poco antes del cierre de la jornada, el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, descendía un 0,24 %.

La banco central reiteró su intención de continuar con el "gradual" ritmo de ajuste monetario, y los analistas esperan que lleve a cabo un nuevo aumento en el precio del dinero en su última reunión del año, prevista para mediados de diciembre.

Para los analistas, el comunicado ofreció más por lo que no dijo que por lo mencionado.

"De manera interesante, no hubo mención a unos datos inmobiliarios más débiles. Además, no se mencionó la caída en el mercado bursátil de octubre, lo que implica que los funcionarios de la Fed estaban dispuestos a no darle demasiada importancia", afirmó Michelle Meyer, economista para EE.UU. del Bank of America Merrill Lynnch, en una nota a los clientes.

En una conferencia el pasado mes de octubre, el presidente del organismo, Jerome Powell, insistió que la senda de alza de tipos dependerá de los indicadores económicos.

"Si vemos que las cosas se están volviendo más y más fuertes, y la inflación crece, entonces quizá nos movamos algo más rápido. Y si vemos a la economía debilitándose o la inflación bajando, podríamos ir un poco más lento", explicó Powell.

En lo que va de año, la Fed ha incrementado los tipos de interés en tres ocasiones, como reflejo de la buena salud de la economía.

La tasa de desempleo cerró octubre en el 3,7 %, una tasa no vista en casi medio siglo, y el crecimiento económico se ubicó en el tercer trimestre del año en el 3,5 %.

Por su parte, la inflación, después de años por debajo de las expectativas del banco central, ha repuntado en los últimos meses hasta el 2 % anual, la meta estipulada.

Con la última subida, el precio del dinero ha vuelto a los niveles registrados antes del estallido de la crisis financiera a finales de 2008.

Además, de analizar la situación económica, con su doble mandato de estabilidad de precios y promoción del pleno empleo, la Fed ha tenido que encarar las inusuales críticas desde la Casa Blanca.

El presidente, Donald Trump, ha cargado en diversas ocasiones contra el banco central y llegado a afirmar que se ha "vuelto loco" con su progresivo ajuste monetario ya que, a su juicio, puede poner en peligro el brillante momento económico que vive el país.

Estas críticas han sorprendido en los círculos económicos y financieros, por el tradicional respeto que todos los gobierno estadounidenses han tenido respecto a la independencia de la Fed.

En la próxima reunión del órgano rector de la política monetaria, prevista para el 18 y 19 de diciembre, Powell ofrecerá una rueda de prensa y se presentarán las nuevas proyecciones económicas del organismo.

Copyright © 2018, Hoy Los Angeles, una publicación de Los Angeles Times Media Group
53°